méxico | 17 de Junio de 2019

El presidente López Obrador entrega cheques a municipios de Oaxaca, con fondos provenientes de la subasta de autos de lujo que estaban en poder del Estado. Foto Luis Castillo / La Jornada

Por

Por 

Alonso Urrutia / La Jornada
Ciudad de México, 17 de junio. El gobiernos federal entregó a los municipios oaxaqueños de Santa María Zaniza y Santos Reyes Yucuná recursos que se obtuvieron de la primera subasta del Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado, una colocación de vehículos de lujo que habían sido decomisados y otros que pertenecían a dependencias del gobierno federal.

A cada uno de los dos ayuntamientos les correspondió 12.8 millones de pesos.

Los cheques fueron entregados simbólicamente por el presidente Andrés Manuel López Obrado, quien dijo que la subasta no sólo fue una transacción comercial, sino una modalidad para que los recursos obtenidos se trasladen a los municipios más pobres del país.

El mandatario anunció que el próximo domingo se realizará la segunda subasta de su tipo, esta vez de bienes inmuebles de varias entidades del país, en la cual se proyecta recaudar como base 168.4 millones de pesos, que estarán destinados a las poblaciones de municipios pobres de La Montaña de Guerrero.

En la conferencia matutina, el titular del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado, Ricardo Rodríguez Vargas dio a conocer los avances de esta dependencia, entre los que destaca la organización de la siguiente subasta a golpe de martillo, ahora de bienes inmuebles localizados en todo el país y que se llevará a cabo este sábado 23 de junio en el Centro Cultural Los Pinos.

Informó que las bases ya están disponibles en tiendas de autoservicio y cuestan 100 pesos, y hay una Garantía de Seriedad para quienes se inscriban a la subasta de 10 mil, 20 mil y hasta 100 mil pesos.

El funcionario indicó que la tercera subasta de este instituto será de joyas y los recursos que se recauden estarán destinados para el combate de las adicciones.

 Al agradecer la entrega, un representante de la comunidad de Santos Reyes Yucuná solicitó que el apoyo se extienda a otros municipios igualmente olvidados, porque durante décadas, dijo, han estado abandonados por los gobiernos federal y estatal.

El representante de las autoridades de Santa María Zaniza, municipio enclavado en la sierra de Oaxaca, a 283 kilómetros de la capital del estado, también describió el abandono en que se encuentran y la falta de opciones laborales. Destacó que el apoyo les permitirá tratar de salir del rezago.

Lopez Obrador destacó que además de estos apoyos, se cuenta el proyecto de construir caminos en 300 de los 570 municipios que hay en Oaxaca y que carecen de vías pavimentadas para llegar a las cabeceras municipales.

Dijo que en este año se construirán 80 caminos en estos poblados, con el compromiso de que al final del sexenio se concluya la totalidad. 

Subrayó que hasta ahora no han tenido problemas de desvíos de recursos en este proyecto, porque las autoridades de estas comunidades son honestas. Nada de problemas de licitaciones, de incumplimiento de las empresas u otros, dijo el mandatario.