mundo | 17 de Mayo de 2018

El gobernador de California, Jerry Brown, dijo: Trump está mintiendo sobre inmigración, sobre el crimen y sobre las leyes de California. Foto archivo

Por

Por 

David brooks / Corresponsal
Ciudad de México, 17 de mayo.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llamó animales a algunos inmigrantes indocumentados durante una mesa redonda sobre ciudades santuario y pandillas, entre ellas la MS-13, de la que denunció su crueldad. Y agregó que México no hace nada por ese país ni en materia migratoria ni comercial.
 
Ante ello el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, manifestó que en el transcurso del día presentará una queja al Departamento de Estado de Estados Unidos ya que las declaracines de Donald Trump son inaceptables.
 
Agregó que "en opinión del gobierno mexicano es inaceptable y así lo vamos a comunicar formalmente el día de hoy al Departamento de Estado"
Durante un encuentro en la Casa Blanca con políticos republicanos de California habló sobre los condados llamados santuario, que se niegan a cooperar con el servicio de control migratorio del gobierno federal. El mandatario afirmó: estamos expulsando gente del país (...) No se puede creer lo malas que son estas personas. Agregó que estas no son personas, son animales. Y estamos sacándolas del país en un nivel nunca visto antes.

Trump también se quejó de México. "Ellos no hacen nada por nosotros. México habla, pero no hace nada por nosotros. Especialmente en la frontera. Indudablemente no nos ayuda en materia comercial, pero especialmente en la frontera no hace nada por nosotros".

En la reunión también aseguró que pronto buscará un financiamiento completo para construir el muro fronterizo con México, lo que podría generar batallas presupuestarias en un Congreso fracturado por sus políticas sobre inmigración.

Ahora vamos por el financiamiento completo para el muro, y vamos a intentarlo y tenerlo lo más pronto posible, afirmó.

El presidente estimó que la afluencia de inmigrantes indocumentados se debe al hecho de que su país tiene las leyes de inmigración más tontas del mundo.

La ley de California brinda refugio a “algunos de los delincuentes más crueles y violentos del mundo, como los pandilleros de la MS-13”, dijo, lamentando que hombres, mujeres y niños inocentes estén a merced de criminales sádicos.

Trump ha calificado antes a la MS-13 –pandilla que se originó en Estados Unidos, pero tiene raíces en El Salvador– de viciosa y asesina.

Ante estas declaraciones, opositores demócratas reaccionaron. Los inmigrantes son seres humanos, no animales, no delincuentes, no narcotraficantes, no violadores. Son seres humanos, dijo el representante por Colorado, Jared Polis.

El gobernador de California, Jerry Brown, dijo: Trump está mintiendo sobre inmigración, sobre el crimen y sobre las leyes de California.

Sondeo

¿Cuál es la causa de la ola violenta que se vive en Tijuana?