méxico | 17 de Mayo de 2018

Ese año el PAN le negó a Margarita la postulación para diputada federal y Felipe Calderón se sumó a la discusión; en la imagen, asistencia a la toma de protesta de Javier Corral. Foto tomada de @Mzavalagc

Por

Por 

Georgina Saldierna y Alonso Urrutia / La Jornada

Ciudad de México, 17 de mayo.- Las diferencias de Margarita Zavala Gómez del Campo con el actual candidato presidencial de la coalición por México al Frente –integrada por PAN, PRD y MC–, Ricardo Anaya Cortés, se iniciaron hace más de dos años y persistieron hasta el final de su carrera por llegar a Los Pinos.

El pleito entre ambos personajes comenzó cuando la esposa del ex presidente Felipe Calderón anunció sus intenciones de contender por la Presidencia de la República luego de que la dirigencia de Gustavo Madero en el PAN le cerró el paso a su deseo de obtener la candidatura a una diputación federal en 2015.

El motivo del prolongado enfrentamiento siempre fue la disputa por la postulación presidencial del blanquiazul, aunque ello se expresó de diversas maneras.

Por ejemplo, en febrero de 2016 un grupo de destacados panistas que apoyaban las aspiraciones presidenciales de Zavala le pidieron a Anaya dejar de promover su imagen mediante los mensajes institucionales del partido.

En una carta firmada por Juan Miguel Alcántara Soria, Patricia Espinosa, Manuel Gómez Morín del Río y Miguel Ángel Toscano, entre otros, le echaron en cara que se estaba aprovechando de los recursos del partido y los vacíos en la ley para promover sus aspiraciones personales por medio de miles de anuncios.

Para noviembre de ese año, la disputa por los promocionales había escalado. Los calderonistas acusaron al queretano de hacer del PAN un nuevo PRI.

Durante todo 2017 se suscitaron escaramuzas entre anayistas y calderonistas. En mayo, el propio ex mandatario protagonizó una reyerta cuando propuso al Consejo Nacional panista que determinara ya el método para elegir al candidato presidencial para 2018, en un debate que terminó en un enfrentamiento con Juan José Rodríguez Pratts.

De mecha corta, el ex presidente llamó borracho al ex diputado y este le reviró recordando que no le permitirían volver a hacer imposiciones en el partido.

En esa disputa, el ex jefe del Ejecutivo federal amenazó con renunciar al blanquiazul, y lo mismo hizo Margarita Zavala días después. En esa ocasión acusó a Anaya de ser culpable de la derrota de Josefina Vázquez Mota, candidata a la gubernatura del Estado de México.

Los dimes y diretes continuaron hasta octubre pasado, cuando Zavala renunció a su militancia panista de tres décadas para buscar una candidatura presidencial independiente.

En ese momento acusó a Ricardo Anaya de cooptar a los órganos internos del PAN y de cancelar la vida democrática del instituto político.

Ya como independiente, la ahora ex candidata no dejó de atacar al abanderado de la coalición Por México al Frente por la adquisición de una bodega en condiciones poco claras, y criticó algunas de sus propuestas.

Sondeo

¿Cuál es la causa de la ola violenta que se vive en Tijuana?