cultura | 17 de Mayo de 2018

Se pueden cultivar vegetales de raíz corta y larga, que no necesitan agua líquida, tierra ni luz solar. Foto cortesía

Por

Por 

José Antonio Román
Ciudad de México, 17 de mayo.- Estudiantes y docentes del Instituto Politécnico Nacional (IPN) diseñaron un prototipo de sistema automatizado de riego aeropónico, mediante el cual se pueden cultivar vegetales de raíz corta y larga, que no necesitan agua líquida, tierra ni luz solar.

El innovador proyecto, denominado Raíz de Nube, fue diseñado por estudiantes y docentes de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME), unidad Zacatenco, y el próximo 27 de mayo será presentado por Co-Sustenta, de la Universidad Veracruzana (UV), en un programa piloto que capacitará a varias comunidades de Xalapa interesadas en replicar dicho sistema.

Enriqueta Cisneros, coordinadora del proyecto de gestión, informó que el prototipo fue creado como trabajo de titulación por los alumnos de la ESIME Diego Aguirre y Alberto Medina, bajo la asesoría del investigador Erasmo Valverde Trujillo, y entregado a la Universidad Veracruzana en un programa de vinculación entre instituciones académicas de reconocido prestigio.

En entrevista, precisó que el proyecto de investigación tiene más de un año, tiempo durante el cual el equipo del IPN se abocó a un diseño que no sólo fuera apto para espacios cerrados, sino que se facilitara su construcción a través de materiales accesibles.

Además, explicó que el proyecto de cultivo consiste en que las raíces están suspendidas en el aire dentro de unos contenedores –en este caso de tubos de PVC–, las cuales son rociadas con una nube de solución nutritiva mediante aspersores.

Ligada a movimientos por la sustentabilidad, Enriqueta Cisneros destacó que la producción doméstica de plantas comestibles se vuelve posible con la aeroponia, pues con ella no se necesita tener campos de agricultura rural fuera de las ciudades dado que se da en espacios cerrados y relativamente pequeños que se adaptan a las cocinas de las viviendas urbanas y, por lo tanto, no requiere fertilizantes ni insecticidas.

En la argumentación del proyecto, destaca que debido a su eficiencia y a la economía de los insumos, devuelve el poder de producción de alimentos a las familias que viven en espacios o entornos urbanos; además, este sistema es práctico y económico, pues requiere de muy pocos recursos e insumos al utilizar agua nebulizada a través de ondas de sonido.

Actualmente, este prototipo aeropónico está en etapa de comprobación, y ha dado resultados excelentes en el cultivo de lechugas, pero que podría usarse en la producción casi todos los vegetales e incluso de la papa.

Sondeo

¿Cuál es la causa de la ola violenta que se vive en Tijuana?