méxico | 17 de Mayo de 2017

Imagen captada por un drone, de la organización civil Por el Derecho a Informar, durante una protesta contra los recientes asesinatos de periodistas en México, en el monumento del Ángel de la Independencia, en la Ciudad de México. Foto Agencias

Por

Por 

De los corresponsales

Ciudad de México, 17 de mayo.- Cientos de periodistas y fotógrafos realizaron ayer marchas, plantones y mítines, y algunos suspendieron labores en 11 entidades de la República para exigir justicia por el asesinato del corresponsal de La Jornada en Sinaloa y editor del semanario Ríodoce, Javier Valdez Cárdenas, perpetrado el lunes en Culiacán, así como de otros cinco comunicadores ultimados en lo que va del año.

Durante las movilizaciones, las consignas "Nos están matando" y "Ni uno más" fueron las que más corearon los reporteros en las protestas efectuadas en Guerrero, Morelos, estado de México, Hidalgo, Aguascalientes, Jalisco, Colima y Nayarit.

Asimismo, en mítines celebrados frente a los congresos de Colima, Hidalgo y Zacatecas reclamaron la falta de atención del gobierno federal para resolver los crímenes contra periodistas.

En Guerrero, los manifestantes realizaron una marcha en Chilpancingo para demandar que cesen las amenazas y asesinatos contra periodistas en el estado, así como en repudio a la retención de siete reporteros el sábado pasado por civiles armados en Acapetlahuaya, entre ellos Sergio Ocampo Arista, corresponsal de La Jornada, y Jair Cabrera, fotógrafo colaborador de esta casa editorial.

En mitin efectuado frente a palacio de gobierno condenaron que en lo que va del año han sido asesinados seis periodistas, que se suman a los más de 120 ultimados durante los sexenios de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, y la mayoría de esos crímenes permancen impunes.

En Iguala y Acapulco, criticaron que los gobiernos federal y estatal mantengan esa impunidad y sean "cómplices de la delincuencia", al no ejercer mecanismos de protección y seguridad para los informadores, y ante la falta de garantías para el ejercicio periodístico.

Comunicadores chiapanecos protestaron en San Cristóbal y Tuxtla Gutiérrez, y lamentaron que todos los días México esté bañado de sangre, pues cada vez son más recurrentes los asesinatos de comunicadores. Los manifestantes encendieron velas y colocaron cartulinas con la frase: "La voz de los periodistas es también nuestra voz".

En Morelos protestaron frente a la ofrenda floral a las víctimas de la violencia, ubicada en palacio de gobierno. Ahí afirmaron que los mecanismos de protección a periodistas no funcionan, porque el gobierno federal atenta contra la libertad de expresión cuando por inacción no aplica la ley para detener a los asesinos de periodistas.

En Guadalajara, Jalisco, reporteros y fotógrafos se manifestaron frente al edificio de la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR) para protestar por el asesinato de Javier Valdez Cárdenas y a las 19 horas realizaron un memorial en la Plaza de Armas, donde exhibieron pancartas con la frase: "No se mata la verdad matando periodistas".

En un mitin, los oradores afirmaron que México es el tercer país más peligroso para ejercer el periodismo y entregaron un manifiesto dirigido a la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra de la Libertad de Expresión (Feadle), de la PGR, ante los nulos resultados para esclarecer los casos de colegas asesinados.

En Acaponeta, Nayarit, periodistas lamentaron y repudiaron que no exista solidaridad de la sociedad con el gremio, ya que cuando matan a un comunicador se cancela el derecho de cada mexicano a saber lo que pasa en el país, el cual vive a diario asesinatos, secuestros y desapariciones.

En Mexicali, Baja California, rechazaron la autocensura como mecanismo de protección y criticaron la falta de voluntad del gobierno federal para esclarecer los homicidios contra periodistas, lo que envía un mensaje "cómplice" a agresores, narcotraficantes y gobernantes para que los sigan cometiendo.

En la capital de Aguascalientes, decenas de comunicadores se manifestaron en la Plaza de la Patria para recordar que en esta entidad fueron encarcelados seis periodistas, y aunque todos salieron en libertad, existe "persecución", además de que los gobiernos estatales presionan a directivos de los medios de comunicación para que los "incómodos" sean despedidos.

Los reporteros de La Jornada Zacatecas no dieron cobertura a la agenda de ninguno de los dos niveles de gobierno ni de organismos autónomos, en protesta por el asesinato de Javier Valdez.

Los directivos del diario se solidarizaron con la iniciativa y este miércoles se publicará una edición especial que no incluirá boletines de prensa.

Asimismo, el portal de La Jornada Baja California suspendió actividades "como tributo a nuestros compañeros asesinados a lo largo de los años, meses, semanas o días, y en repudio a la situación de violencia e impunidad que prevalece en México, donde los atentados y agresiones son muchos y los resultados de las investigaciones son mínimos".

Seis medios de Oaxaca se unieron al paro de labores para exigir justicia por la muerte de Javier Valdez, corresponsal de La Jornada; Filiberto Álvarez Landeros, locutor en Tlaquiltenango, Morelos; Maximino Rodríguez Palacios, del portal Colectivo Pericú, en Baja California Sur; Miroslava Breach Velducea, corresponsal de La Jornada en Chihuahua y colaboradora de Norte, de Ciudad Juárez; Ricardo Monlui Cabrera, editor de la columna Crisol, de El Sol de Córdoba, en Veracruz, y Cecilio Pineda Brito, director de La Voz de Tierra Caliente, en Guerrero.

Las manifestaciones también condenaron el atentado contra Sonia Córdoba, subdirectora del semanario El Costeño, de Autlán, Jalisco, quien fue atacada a balazos el pasado lunes 15.

Sondeo

¿La polémica generada por la salida de Margarita Zavala del PAN influirá en el resultado de las elecciones de 2018?