Baja California | 17 de Abril de 2019

La persona afectada tenía entonces 63 años; ahora sufre discapacidad motriz. Foto Cortesía

Por

Por 

Redacción

Ensenada, 17 de abril.- La Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Baja California (Cedhbc) recomendó a Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano del Estado (Sidue), indemnizar a una persona de 94 años, a quien se le expropiaron, a fines de 1988, 4 mil 809.60 metros cuadrados de su propiedad.

A la víctima, que además padece incapacidad motriz, se le expropió ese terreno cuando el entonces gobernador, Xicoténcatl Leyva Mortera, firmó el decreto por el cual se construyó el acueducto Valle de Guadalupe-Ensenada “como parte integral del Proyecto Morelos”, de acuerdo con la recomendación. Durante todos estos años no se le cubrió la indemnización. Tenía entonces 63 años.

Los funcionarios responsables omitieron informar a la Secretaría de Planeación y Finanzas del Estado (SPFE), el monto del pago que debían realizar. Por este motivo, la CEDHBC, afirma que se violentaron los derechos relativos a la legalidad, seguridad jurídica, propiedad y posesión, entre otros, de la víctima.

Los responsables obraron con “falta de escrutinio y diligencia” e ignoraron “que la figura de la expropiación es un instrumento que busca lograr el equilibrio entre el interés público y el interés de los propietarios”. La CEDHBC recordó que es “obligación del Estado de sufragar a los particulares una compensación justa al ser su propiedad adquirida forzosamente”.

Además, “en razón de su situación de vulnerabilidad”, dada su edad y condición de incapacidad motriz, la víctima debió recibir “una atención preferente y diferenciada en acatamiento a la especial protección que gozan las personas que se encuentran en ese grupo”.

Por tanto, a sus 94 años, y en situación de suma vulnerabilidad, se debe indemnizar a la víctima de violaciones a los derechos humanos de legalidad, seguridad jurídica, propiedad, posesión, violencia institucional y trato digno.