Chihuahua | 17 de Abril de 2017

Foto www.elpuntero.com

Por

Por 

Rubén Villalpando, La Jornada

Ciudad Juárez, 17 de abril.- Un camión con alrededor de 55 mil litros de leche adulterada y posiblemente infectada de brucelosis que provenía de otro estado para ser consumida en Chihuahua, fue interceptada por la Unión Ganadera de Productores de Leche llamada Sector Social, en el municipio de Jiménez.

El líder de la organización, Octavio Serrata, informó que por descuido en el filtro de revisión de Jiménez, el chofer de un tráiler procedente de Torreón, Coahuila, cargado con el producto, ingresó al estado tras lo que se alertó a las corporaciones policiacas.

Denuncian que alrededor de 710 mil litros de leche que entran diariamente a la entidad y que gran parte es de mala calidad y que, además de poner en riesgo la salud pública de los chihuahuenses, generan dumping a los productores locales, es decir, son vendidos a precios por debajo de lo normal e incluso o de su costo de producción.

Por ese motivo, la Unión Ganadera  instaló una caseta de control de leche en la carretera Panamericana y piden al gobierno estatal instalar otras en distintas entradas para que operen las 24 horas del día para evitar que más camiones pasen sin ser verificados.

Serrata informó que la caseta de control inaugurada en Jiménez es de vital importancia toda vez que registrará la cantidad exacta, el destino, la calidad y los detalles del transporte.

Dijo que actualmente Liconsa compra entre 6.10 y 6.50 el litro, pero se requieren más de siete pesos considerando que el costo de producción es de 6.90. Sobrevivimos, dijo, por la venta por fuera y la comercialización de becerros.

El acuerdo para el funcionamiento de la caseta de control puesta en marcha en Jiménez es que será operada por seis elementos, tres pagados por Gobierno del Estado y tres por la unión de productores. El equipo rendirá información a un consejo multidisciplinario formado especialmente.

La pipa con leche adulterada que fue detectada pretendía ir a la secadora Reny Picot procedente de Torreón, y por este motivo se está analizando la posibilidad de instalar otra caseta sanitaria en la zona de Parral para evitar de todas las maneras que leche que causa problemas para la salud humana ingrese al estado.

José Carreón, dirigente lechero, dijo que de forma aleatoria se están checando las pipas y a ese viaje que viene de la compañía “Cerritos” de Torreón se le detectaron irregularidades en la calidad del producto como son brucelosis y algunos adulterantes que hacen que sea de mala calidad para el consumo humano y por eso se regresó.

 

Debido a esto se está analizando la posibilidad de instalar otra caseta similar, pero ahora en la zona de Parral.

“Creemos que los productores de fuera de la entidad van a tratar de buscar por Durango en el lado de Parral y vamos a tratar de hacer el esfuerzo de poner otra caseta por ese lado para cerrarle los caminos a la leche adulterada”, dijo José Carreón.

Explicó que esa caseta y algunos de los costos corren por cuenta de los productores de todo el estado, “los productores arreglamos la caseta, pagamos parte del equipo de laboratorio y sostenemos con una parte de la gente que está en el laboratorio, si se pusiera otro en Parral sería también en costo para los productores”, sentenció.

Mientras tanto, director de Fomento Agropecuario, adscrito a la Secretaría de Desarrollo Social del Estado, Martín Solís, destacó “el grave problema que enfrentan los productores lecheros del estado con un precio que requiere ser incrementado y con más de mil millones de litros al año que necesitan ser protegidos del ingreso de 710 mil litros diarios que ingresan a Chihuahua”.