Baja California | 17 de Marzo de 2019

Bonilla Valdez se comprometió a acelerar la construcción de un esquema que permita la importación a bajos costos para disminuir paulatinamente el problema para no complicar más los niveles de inseguridad y contaminación que provocan los "autos chocolates". Foto La Jornada / Archivo

Por

Por 

Redacción

Tijuana, B.C, 17 de marzo.- El problema de los vehículos introducidos irregularmente en México, conocidos también como "autos chocolates", es muy complejo y afecta a todo el país, consideró el candidato a la gubernatura de Baja California por la Coalición “Juntos haremos historia”, Jaime Bonilla Valdez, quien agregó que requiere toda la atención del gobierno federal.

Durante una exposición del ex presidente de la Cámara de Comercio de Tijuana, Mario Escobedo Carignan, en torno a la difícil situación fronteriza, que se ha complicado por el excesivo parque vehicular irregular, Bonilla resaltó que la condición en que circulan estas unidades favorece la inseguridad y el daño al medio ambiente.

Advirtió que aun cuando el nuevo gobierno federal, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, ha realizado diversas gestiones con un importante número de propuestas muy próximas a una solución, es indispensable que se  atienda este asunto.

Escobedo Carignan, comentó, durante su exposición, que hay un paquete de propuestas de solución, el cual analizan los sectores hacendario y legislativo, por lo cual no descartó  una solución al problema  en el corto plazo.

Bonilla Valdez, por su parte, se comprometió a acelerar la construcción de un esquema que permita la importación a bajos costos para disminuir paulatinamente el problema en aras de no complicar más los niveles de inseguridad y contaminación que estos vehículos provocan.