méxico | 17 de Marzo de 2018

El abanderado priista afirmó que están en proceso de abrir espacios de diálogo con la Segob para en coordinación con los partidos se construyan protocolos para evitar intromisiones. Foto La Jornada

Por

Por 

Fabiola Martínez, La Jornada

Ciudad de México, 17 de marzo.- A José Antonio Meade, candidato presidencial del PRI, no le preocupa la reciente renuncia de priistas, pero lo que sí le agobia es que el narcotráfico y la violencia contaminen e influyan en el resultado electoral del 1 de julio.

Estamos en ese proceso de abrir espacios de diálogo con la Secretaría de Gobernación para que juntos, partidos y la secretaría, podamos construir protocolos que nos ayuden a enfrentar esos dos retos y nos ayuden a que ni violencia ni narcotráfico estén presentes [ni] sean determinantes en este proceso electoral, dijo en entrevista.

A diferencia de lo que opina su contendiente de Morena, Andrés Manuel López Obrador, el abanderado del PRI subrayó que la posible influencia del crimen en el proceso electoral  es un tema que debemos tomar en serio.

Cuando se le preguntó su opinión acerca del mensaje del secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, respecto al alto número de asesinatos de candidatos y políticos, de cara a los comicios del 1 de julio en México, Meade dijo que la situación obliga a buscar apoyo en instancias gubernamentales. Compartimos la preocupación de Almagro, señaló.

Precisó que aunque personalmente no ha sido víctima del delito, sí ha recibido la alerta de algunos de los candidatos de la coalición que encabeza el PRI, respecto de sucesos que ameritan atención y cuidado. Admitió que en el país hay malestarde la población por la prevaleciente impunidad y corrupción.

En materia de derechos humanos, el candidato del tricolor admitió que en México no debería haber ni un caso de desaparición forzada, tortura o de violencia contra periodistas o defensores de derechos humanos.

Después de reunirse en privado con directivos del Consejo de la Comunicación, arremetió contra sus opositores; opinó que no sorprende que a López Obrador no le preocupe el tema de las amenazas del crimen a las elecciones, puesto que él propone amnistía a los narcotraficantes y asesinos.

En otro tema, minimizó el efecto adverso de las recientes renuncias de priístas. El jueves salió el ex líder juvenil del tricolor, Canek Vázquez y ayer el ex funcionario federal Héctor Pablo Ramírez Puga, con 25 y 30 años de militancia en el PRI, respectivamente.

Dijo que si bien cada salida le preocupa y es lamentable porque implica la necesidad de renovar el diálogo, adujo que las renuncias son pocas, contadas.

Dijo que todas las expresiones relevantes, “históricas “y nacionales siguen apoyando al tricolor”.

Cuando se le preguntó si él y su equipo están haciendo una valoración de los candidatos a diputados y senadores, a fin de que no se les cuelen impresentables en las listas de plurinominales que dará a conocer mañana, Meade dijo que en cualquier proceso de participación política es necesario encontrar equilibrios para ser lo más incluyente posible.

Al Consejo de la Comunicación, productora de mensajes publicitarios del sector empresarial, le habló de sus propuestas, en especial todo lo que se relaciona con la economía abierta y la propiedad privada. También, les dijo con absoluta certeza que va a ganar el 1 de julio.

Al final, sus anfitriones le regalaron un pergamino con la bendición papal. El candidato no se retrató con el obsequio, discretamente se lo dio a guardar a uno de sus colaboradores.