Chihuahua | 17 de Febrero de 2019

Imagen ilustrativa. Foto Archivo La Jornada

Por

Por 

Alma E. Muñoz

Durango, 17 de febrero.- El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que en el gobierno “hay todavía muchas inercias”, y que tiene que estar pendiente porque “ahí se quedaron todavía las malas mañas; hay todavía quienes no han entendido que esto ya es distinto”.

Desde la comunidad de Pueblo Nuevo, en la sierra del estado, después de visitar Las Islas Marías -en el Pacífico, y a donde acudió sin prensa- explicó que aún hay gente en el gobierno que no quiere entender que ya hay un cambio y que no permitirá la corrupción, “pero a ver quién se cansa primero, porque entienden o entienden”.

Y dijo que se acabó la “mala costumbre de que hacían una obra que constaba realmente cien millones y la cobraban en 500 millones o mil millones, como la carretera de Durango a Mazatlán que costó 10 veces más de lo que debió haber costado. Creo que es la obra carretera más cara del mundo por la corrupción”, citó.

En el estadio de béisbol Jesús S. Silos, ratificó que no se desalojará a nadie con crédito en el Infonavit y también reiteró que se entregarán a los padres de los niños de estancias infantiles de manera directa, sin intermediarios.

El Presidente acudió a esta comunidad para presentar el programa Sembrando Vida.

Sondeo

El albazo legislativo endeudó a los bajacalifornianos, incluidos niños, durante 37 años. En su opinión: