deportes | 17 de Febrero de 2015

Luciano Salto (izquierda ) y su hijo Ismael Salto Pérez  (derecha), medallista por Baja California en atletismo en la Olimpiada Nacional 2014
Luciano Salto (izquierda ) y su hijo Ismael Salto Pérez (derecha), medallista por Baja California en atletismo en la Olimpiada Nacional 2014 Foto Ángela Torres

Por

Por 

Ángela Torres

Tijuana, 17 de febrero.- “Hagan lo que les gusta, busquen en lo sean mejor y háganlo; si es importante para ti, entonces es importante”, dijo el joven Ismael Salto Pérez a sus compañeros de la escuela secundaria técnica 36, durante su reconocimiento por ser alumno de excelencia académica y medallista olímpico en la Olimpiada Nacional 2014.

De pequeño se inició en karate, pero fue el atletismo lo que realmente le llamó la atención, y comenzó a practicarlo desde que iba en quinto año de primaria en la escuela Juan Sarabia, ubicada el fraccionamiento Jardín Dorado.

Lleva apenas dos años practicando atletismo. Inició como hobby y cuando participó en su primera carrera escolar y ganó, tanto sus padres como maestros se dieron cuenta que tenía potencial.

“Cuando corría me pasaban por la cabeza todos los sacrificios, la gente que me apoyó y muchas otras cosas, como mi familia, mis amigos, y la gente que había conocido en el nacional”, relató al recordar a su entrenador Alejandro Zamudio, quien nunca faltó a sus preparativos a pesar de que su hotel se incendió durante la concentración en Nayarit.

Ismael ganó primer lugar en 150 metros planos, 300 metros planos y en el relevo de 4 x 75 con Abraham Sánchez, Óscar López y Ernesto Hermosillo, representando a Baja California en Tepic, Nayarit, durante las justas nacionales.

“Están muy orgullosos de mí (sus padres), siempre creyeron en mí, y yo estoy feliz porque sé que eso es verdad”, comentó.

Su padre, Luciano Salto Hernández, transportista de profesión, dijo sentirse orgulloso de los logros de Ismael, además de sacar adelante a sus otros tres hijos, uno de ellos a punto de terminar la universidad, otro en preparatoria, y el más pequeño con discapacidad.

“Me siento bendecido con Dios por tener un niño que está muy concentrado, que es muy buen estudiante, muy buen atleta y que hace con pasión todo lo que quiere hacer”, dijo.

El adolescente recibió el reconocimiento deportivo y académico por parte del Sistema Educativo Estatal, a manos del delegado, Leopoldo Guerrero Díaz.

Ismael desea continuar sus estudios básicos en Tijuana, ingresar a la preparatoria del Cetys si es posible, y estudiar la universidad en Estados Unidos; en el ámbito deportivo quiere prepararse para la Olimpiada Nacional 2015 que se celebrará en Nuevo León y Veracruz este año; además de los Juegos Olímpicos de la Juventud en el 2018, en Buenos Aires, Argentina.

Sondeo

Consideras que los términos del acuerdo México-EU para evitar aranceles: