méxico | 16 de Octubre de 2018

Sostuvo que, dado que se trata de una convocatoria abierta, no hay un porcentaje mínimo para declarar válida la encuesta. Foto La Jornada

Por

Por 

Enrique Méndez / La Jornada
Ciudad de México, 16 de octubre.- En la consulta nacional sobre el nuevo aeropuerto se preguntará a los ciudadanos, ante la saturación de la terminal en operaciones, qué opción es mejor para el país, reacondicionar los aeropuertos de la capital y el de Toluca y construir dos pistas en Santa Lucía, o continuar con las obras en Texcoco.

López Obrador, antes de viajar a Colima, defendió el alcance de la consulta. No hay que tenerle miedo al pueblo, que sea la gente la que decida. ¿Qué es mejor, que se decida en una consulta o cupularmente? No es lo mismo 100 mil que uno, dijo.

También se congratuló de que, como anunció su vocero, Jesús Ramírez Cuevas, el ejercicio se financiará con aportaciones voluntarias de senadores y diputados de Morena.

Se requieren al menos 1.5 millones de pesos, y Ramírez Cuevas, quien hoy se reunirá con los diputados de Morena, informó que se harán públicas las fichas de depósito de los legisladores.

Luego de que, en conferencia de prensa Ramírez Cuevas afirmó que la consulta será pagada con aportaciones de las bancadas de ese partido, a López Obrador se le preguntó si no es preferible tomar recursos del fondo de transición, en lugar de pedir dinero a los legisladores, y contestó: Qué bueno, porque no se necesita mucho recurso, si no es del INE (Instituto Nacional Electoral). Ahí sí se necesitan costales de dinero.

Ayer, en conferencia de prensa se presentó la pregunta y se indicó que toda la información técnica, así como la ubicación de las mil 73 mesas de votación y los municipios podrán ser consultados en la página en Internet mexicodecide.com.mx La fundación Arturo Rosenblueth entregará los resultados la tarde del día 28 de este mes.

Ramírez Cuevas sostuvo que es más representativo este ejercicio que decisiones de gobiernos anteriores que actuaron a espaldas de los ciudadanos.

–¿Y será vinculatoria, porque la noche del domingo, en un programa de televisión, el ingeniero Javier Jiménez Espriú afirmó que el presidente electo ponderará el resultado?

–El presidente electo ha dicho que el resultado de la consulta será vinculante. Es darle certeza a los ciudadanos, porque su decisión será tomada en cuenta. Es la única expresión clara y precisa respecto de la consulta –declaró.

Sostuvo que, dado que se trata de una convocatoria abierta, no hay un porcentaje mínimo para declarar válida la encuesta.

Preguntó: ¿Qué es más representativo, la decisión de un gobierno que la toma a espaldas de los ciudadanos, sin consultar al Congreso, y un grupo aeroportuario (de Ciudad de México) que toma decisiones sin informar con suficiencia? Es una cuestión de perspectiva.

El historiador Enrique Semo confió en que este primer ejercicio de democracia participativa se multiplique y entre profundamente en la cultura del pueblo mexicano.

Resaltó que en una democracia que se ha limitado a la elección de representantes, ahora se realiza un ejercicio en el que se llama al pueblo a opinar en las grandes decisiones, para que el país salga de la situación crítica en la que está.

Se puede decir que es un ejercicio no acostumbrado en nuestro país. No se llamaba al pueblo en general a opinar sobre las medidas del gobierno, indicó.

Enrique Calderón Alzati también consideró que será un proceso histórico para el país, que no estará exento de críticas, porque hay intereses que están en contra y porque hay posiciones de ultras de un lado y de otro, pero de lo que se trata es que sea la opinión del pueblo.

Sostuvo que si bien podría hacerse una mejor consulta, los ciudadanos apenas están aprendiendo a participar.

La democracia no va a ser una forma de gobierno distinta y gratuita; este cambio lo tenemos que hacer todos los mexicanos, al participar y dejar atrás que los gobernantes nos sigan imponiendo sus decisiones. Se acabó. Este es el primer ejercicio de esta naturaleza, agregó.

Para votar, a los ciudadanos únicamente se les pedirá su credencial de elector vigente, y el registro de su voto se hará en una aplicación de teléfono, con el compromiso de que ninguno de sus datos personales será revelado.