Baja California | 16 de Agosto de 2019

En una carta, el ex legislador priista incluso admite que ni siquiera conoce al funcionario federal y afirma que sus declaraciones fueron por "la efervescencia electoral". Foto Cristian Torres / archivo

Por

Por 

Redacción

Tijuana, 16 de agosto.- El ex diputado priista Edgar Benjamín Gómez Macías se retractó de los señalamientos contra el administrador de la Aduana de Mexicali, Alejandro Miramontes Armenta, en el sentido de que le ofreció hasta un millón de dólares en mayo pasado para que convocara a sesión del Congreso del estado en la pasada legislatura a la que perteneció, para derogar el artículo octavo transitorio y ampliar el periodo del próximo gobierno, de dos a cinco años.

La directora de la Agencia Fronteriza de Noticias (AFN), Dora Elena Cortés Juárez, publicó en su página la carta que ex legislador dirigió a Miramontes Armenta -con fecha del 2 de agosto-, en la que además le ofrece disculpas por "los inconvenientes" que haya ocasionado. 

Reproducimos textual el contenido de la carta publicada por AFN

El suscrito, Edgar Benjamín Gómez Macías, por mi propio derecho, manifiesto haber ejercido como diputado integrante de la Vigésima Segunda Legislatura del estado de Baja California, donde me desempeñe al cierre de la misma como presidente de la mesa directiva.

El día 31 de mayo expresé, ante diversos medios de comunicación, algunas aseveraciones motivadas por la efervescencia política electoral del momento, sin que lo declarado fuera una acción concreta, pues no recibí propuesta de su parte, además de que a usted no tengo el gusto de conocerlo.

La campaña concluyó y con ello las estrategias utilizadas, lamento los inconvenientes y ofrezco disculpas por ello.

Acusaciones
En mayo, Gómez Macías ofreció una conferencia de prensa acompañado por el entonces candidato a la gubernatura, Enrique Acosta Fregoso, y el consejero Eduardo Bernal Martínez -de ese mismo partido- en la que el ex legislador responsabilizó al gobierno federal de lo que le pudiera pasar a él o a su familia, debido a que el administrador de la aduana en Mexicali, Alejandro Miramontes le hizo el ofrecimiento para que convocara a sesión extraordinaria para derogar el artículo 8 transitorio constitucional.

Incluso, el entonces diputado local señaló que el Comité Ejecutivo Nacional del PRI presentaría las denuncias penales ante la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales, y dijo desconocer si algún otro diputado recibió un ofrecimiento económico para votar a favor de modificar la Constitución.