méxico | 16 de Agosto de 2018

Expuso que la manifestación de impacto ambiental del NAICM señala que sólo identificó 76 especies de aves en la zona de estudio, no las 250 existentes Foto archivoLa Jornada

Por

Por 

Javier Salinas Cesáreo / La Jornada
San Salvador Atenco, Méx. 16 de agosto.- El Nuevo Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (NAICM) pone en riesgo a casi 250 especies de aves endémicas y migratorias del ex lago de Texcoco debido a la destrucción de su hábitat natural, por las turbinas y el ruido que producen, afirmó Jesús Flores Hernández, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En el estudio Impacto y repercusiones del NAICM, el especialista afirmó que de las 250 especies de aves, 12 se consideran que están en seria amenaza, 11 más se hallan en la lista de protección especial, 47 se encuentran en la lista de la Red Hemisférica de Reservas Para Aves Playeras, nueve tienen baja población y nueve más son vulnerables ante la pérdida de su hábitat.

Expuso que la manifestación de impacto ambiental del NAICM señala que sólo identificó 76 especies de aves en la zona de estudio, no las 250 existentes. La amenaza sobre las especies endémicas o semiendémicas significa que si dejan de existir en el lago de Texcoco, dejarán de existir en el planeta.

El estudio que campesinos de San Salvador Atenco –opositores al proyecto– entregaron al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, también advierte que la pérdida directa de biodiversidad y cultivos en más de 9 mil hectáreas de suelo agrícola de Atenco y Texcoco implicaría la desaparición de parcelas dedicadas a la agricultura, lo que reduciría la seguridad alimentaria local.

De acuerdo con Flores Hernández, los riesgos por la pérdida de biodiversidad y cultivos son: incremento en la vulnerabilidad por ataques de insectos y enfermedades, así como por la utilización de fertilizantes tóxicos; efectos negativos en la nutrición humana por falta de oferta en la variedad de alimentos, además de la carencia económica al desaparecer ingresos por la venta de productos agrícolas.

Agregó que habrá pérdida de agroecosistemas como la milpa, la reducción de la seguridad alimentaria y una dependencia mucho mayor de la que se tiene, por una mayor importación de alimentos, principalmente de Estados Unidos.