Baja California | 16 de Julio de 2019

El propuesto secretario general de Gobierno descartó que sea posible la desaparición de poderes en el estado, porque "están trabajando". Foto cortesía

Por

Por 

Redacción

Tijuana, 16 de julio.- Los diputados que aprobaron la reforma del artículo octavo transitorio "ejercieron sus funciones constitucionales", por lo que es ofensivo descalificarlos, afirmó el propuesto secretario general de Gobierno para el mandato de Jaime Bonilla Valdez, Amador Rodríguez Lozano.

En un comunicado de prensa negó que se hubiera negociado la iniciativa presentada por el diputado local Víctor Manuel Morán Hernández (de Morena), la cual fue aprobada por mayoría calificada. Consideró que las opiniones que se manejan al respecto son especulaciones, "incluso por personajes políticos y empresariales que opinan en base a especulaciones".

La aprobación a la reforma al artículo octavo transitorio de la Constitución de Baja California se llevó a cabo el pasado 8 de julio en sesión del Congreso estatal, con la votación a favor de 21 diputados de los diferentes partidos, con lo que el periodo del próximo gobierno que encabezará Jaime Bonilla Valdez será de cinco en lugar de dos años.

Rodríguez Lozano afirmó que en caso de que "como han dicho" se promuevan recursos de impugnación o controversia constitucional ante instancias judiciales y llegue incluso a la Suprema Corte de Justicia, "seremos respetuosos del fallo que emita en su momento, porque todo está ajustado a las leyes, con el único objetivo de hacer un gobierno eficiente".

Respecto a la propuesta de que desaparezcan los poderes en la entidad -planteada por el presidente de la Cámara de Diputados federal, Porfirio Muñoz Ledo- aclaró que no procede porque "los tres poderes constitucionales, que conforman el Constituyente, están funcionando".

Puso como ejemplo lo ocurrido en Guerrero en 2014 cuando 30 de 36 senadores panistas promovieron la desaparición de poderes a raíz de los sucesos en Ayotzinapa. "Cuando el Senado realizó la investigación para dar curso a la propuesta desaparición de poderes, confirmaron que el Poder Judicial en Guerrero estaba trabajando bien, que el Legislativo también, y que el Ejecutivo igualmente estaba ejerciendo sus responsabilidades; declararon improcedente la solicitud de los senadores panistas", comentó.

Anticipó que "esto mismo va a suceder en Baja California, porque pese a las críticas ofensivas a diputados de los diferentes partidos, mayoritariamente del PAN, ejercieron sus deberes constitucionales al reformar el Artículo Octavo Constitucional, un asunto que ya antes había sido propuesto, pero, como vino el dirigente nacional Marko Cortes y los amenazó con expulsarlos del partido, prefirieron dejarlo pendiente".

Recordó que "en ese entonces pensaban que el PAN podría ganar, aunque las encuestas les decían lo contrario, pero ya pasadas las elecciones en las que quedaron derrotados, les cambió la manera de ver este tema y reconocen que un período gubernamental de dos años es insuficiente para resolver todo el rezago que está dejando la administración del gobernador Francisco Arturo Vega de Lamadrid.

"Ahora que iniciamos los trabajos de transición, estamos comprobando el gran desorden que han generado los funcionarios panistas en los treinta años que el PAN está en gl Gobierno de Baja California. Donde le levantes, hay mugre, y eso va a
requerir de mucho más tiempo para sanear la administración estatal", enfatizó Rodríguez Lozano en el comunicado de prensa.