Baja California | 16 de Julio de 2019

El interno cuyo paradero se desconoce, fue golpeado por custodios, según otros reclusos; tendría que haber sido liberado en mayo pasado, pero no fue así. Foto Cristian Torres

Por

Por 

Luis Arellano Sarmiento

Mexicali, 16 de julio.- Hasta la oficina del gobernador del estado llegó un grupo de 25 familiares de internos de la cárcel El Hongo que denunció maltrato, aislamiento y hasta la “desaparición” de uno de los reos.

Ante la falta de comunicación con sus parientes internos entregaron un oficio en la oficina del gobernador en la que le narran lo que está ocurriendo en el penal ubicado en el municipio de Tecate.

Dijeron que este miércoles 17 de julio acudirán al penal para exigir que les dejen ver a sus familiares, pues el sábado pasado fueron a la visita, pero no los dejaron pasar.

Con información de familiares que sí pudieron pasar, supieron que un grupo de internos planeó una huelga de hambre en protesta por el trato recibido en el penal, pero fueron descubiertos y castigados por el hecho.

Según testimonios obtenidos por los familiares, otros internos informaron que las autoridades habían golpeado a los reclusos, además de que los metieron en un cuarto oscuro al que llaman "la flor".

Gloria, una de las mamás de reos que acudieron a la manifestación, narró que su hijo está preso desde hace dos años por el delito de robo, y a pesar de que desde el 17 de mayo pasado tendría que estar libre, según un documento oficio que se le entregó, todavía se encuentra en la prisión.

Relató que hace dos semanas le tocó visitar a su hijo, pero el sábado pasado le dijeron que ya no estaba en el penal de El Hongo y que debía buscarlo en Mexicali.

La señora exige que la autoridad le diga el paradero de su hijo de 31 años, pues por un compañero de reclusión supo que los custodios lo habían golpeado y trasladado a otro lugar.

De cuatro familiares entrevistados durante la manifestación de protesta, tres de los reclusos estaban presos por el delito de robo y uno por homicidio preterintencional.