méxico | 16 de Mayo de 2019

Con el voto de 22 Congresos estatales, el pleno de la Comisión Permanente declaró la constitucionalidad de la reforma educativa. Foto Roberto García Rivas / La Jornada

Por

Por 

Andrea Becerril y Víctor Ballinas / La Jornada

Ciudad de México, 16 de mayo. Con el aval de 22 legislaturas locales, la Comisión Permanente del Congreso de la Unión formuló ayer la declaratoria de constitucionalidad de la reforma educativa y la turnó al presidente Andrés Manuel López Obrador para su promulgación.

El presidente de la Permanente, el senador Martí Batres, formuló esa declaratoria, con la que concluye el proceso del Constituyente permanente y se ponen en marcha las nuevas disposiciones que derogan la reforma educativa aprobada en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Batres expresó luego el reconocimiento por la aprobación de esa reforma, "que representa un paso significativo de los trabajos en las cámaras del Congreso de la Unión y de las legislaturas de los estados".

Hizo público también su respeto y reconocimiento a la postura de los diversos grupos parlamentarios y a su desempeño responsable, lo que permite esa reforma que es "un gran avance para México".

El presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Mario Delgado, indicó: "Estamos cerrando este capítulo ominoso que tanto agravió al magisterio nacional; le estamos restituyendo sus derechos, dando derechos nuevos y lo mejor de todo, con esto garantizamos una mejor educación para nuestros niños, niñas, adolescentes y jóvenes, en el futuro".

Sobre las críticas formuladas a esa legislación por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), el también coordinador de Morena en San Lázaro resaltó que los maestros verán los resultados de esa reforma, porque nunca antes habían tenido las condiciones que van a tener después de la misma.

El diputado Delgado resaltó que "en menos de seis años ya se le dio vuelta a la vulneración de derechos que habían tenido, al eliminar por completo las evaluaciones punitivas que ponían en riesgo la estabilidad laboral" del magisterio. "Quedaron proscritas en la Constitución y nunca más volverán ese tipo de amenazas sobre los derechos de los maestros".

El legislador de Morena destacó que ahora los docentes tendrán la posibilidad de acceder de manera permanente a un sistema de capacitación y formación continua y eso se establecerá en las leyes secundarias de dicha reforma.

Igualmente, el presidente del Senado, Martí Batres (Morena), señaló que es una reforma histórica, "que elimina la llamada evaluación punitiva e incorpora una rica variedad de planteamientos educativos y pedagógicos". Es, sostuvo, "una buena reforma para la educación en el país".

El legislador agregó que respeta las posturas discrepantes, como las de la CNTE, pero reiteró que "es un gran acontecimiento para la vida de México".

La declaración de validez se dio luego de que la mesa directiva de la Comisión Permanente hizo el recuento de esa reforma, aprobada por los congresos de Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Colima, Durango, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Tabasco, Sinaloa, Tlaxcala, Veracruz, Zacatecas, Quintana Roo y Ciudad de México.