méxico | 16 de Mayo de 2018

A un año del asesinato de Javier Valdez, periodistas e integrantes de diversas organizaciones marcharon en Culiacán para demandar que se dé con todos los responsables Foto Carlos Ramos Mamahua

Por

Por 

Érick Muñiz, Javier Salinas, Sergio Ocampo y Antonio Heras Corresponsales
Tijuana, 16 de mayo.- Periodistas de Nuevo León, estado de México, Guerrero y Baja California se manifestaron ayer en sus respectivas entidades para exigir justicia por el asesinato de Javier Valdez Cárdenas, cofundador del semanario Ríodoce y corresponsal de La Jornada en Sinaloa, perpetrado hace un año, además de demandar garantías para el desempeño de su labor.

En Monterrey, Nuevo León, reporteros montaron una guardia de honor en el centro de la ciudad, para recordar a Valdez Cárdenas. Los manifestantes, miembros de la Red de Periodistas del Noreste y de la Asociación de Periodistas de Nuevo León, reclamaron que durante la administración de Enrique Peña Nieto han sido asesinados 43 periodistas, incluyendo a Juan Carlos Huerta, reportero de Tabasco que fue ultimado ayer.

Protestaron por la desaparición de sus colegas Gamaliel López y Alejandro Paredes, reporteros de Tv Azteca Noreste, cuyo paradero se ignora desde 2007.

Comunicadores mexiquenses desplegaron una manta frente a la Pirámide del Sol, en la zona arqueológica de Teotihuacán, sobre la cual estaba escrito Justicia por el asesinato de Javier Valdez. Aseguraron que su profesión es muy peligrosa y que no hay justicia para colegas que han sido víctimas de homicidios, casos que por lo general no se esclarecen.

En Chilpancingo, Guerrero, alrededor de 30 reporteros se manifestaron frente a la delegación estatal de la Procuraduría General de la República, donde demandaron justicia por el crimen de Valdez, y exigieron al gobierno estatal garantías para su labor informativa, pues la entidad es una de las más peligrosas.

Asimismo, los dirigentes de la sección 17 del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa y de la Asociación de Periodistas del Estado de Guerrero, Érick Chavelas y Zacarías Cervantes, respectivamente, exigieron al gobernador Héctor Astudillo que se resuelvan los asesinatos de Francisco Pacheco, ocurrido el pasado 25 de abril, y el de Cecilio Pineda, cometido el 2 de marzo de 2017.

En Baja California, comunicadores e integrantes del Centro de Defensoría Técnica en Derechos Humanos demandaron que se establezcan mecanismos eficientes de protección al trabajo periodístico, para garantizar el derecho de la sociedad a estar informada.

Además, pidieron que se diseñen y publiquen los manuales de Atención y Pronta Reacción del Mecanismo de Protección Estatal. De igual manera, exigieron resultados en las investigaciones para acabar con la impunidad en los homicidios de comunicadores, puesto que no se ha determinado cómo inhibir a los agresores.