cultura | 16 de Mayo de 2017

Marco Antonio Ávila García, reportero especializado en temas de seguridad del portal de Internet y la televisora El Regional de Sonora-Diario de Sonora de la Tarde, había sido secuestrado. Foto Especial

Por

Por 

Luz María Rivera, La Jornada

Hermosillo, 18 de mayo.- La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informó que la tarde de este viernes fue encontrado muerto Marco Antonio Ávila García, reportero especializado en temas de seguridad del portal de Internet y la televisora El Regional de Sonora-Diario de Sonora de la Tarde, quien había sido secuestrado la tarde del jueves en Ciudad Obregón.

El vocero de la dependencia, José Larrinaga Talamantes, detalló que el cuerpo del comunicador fue localizado envuelto en bolsas de plástico en un camino de terracería que conduce a la comunidad de San José, municipio de Guaymas, a más de 100 kilómetros al norte del sitio donde fue levantado por cuatro hombres armados y encapuchados.

Agregó que el cadáver de Ávila García presentaba huellas de tortura y junto tenía un mensaje cuyo contenido no fue revelado, para no entorpecer las indagatorias. Indicó que esperarán los resultados de la autopsia para determinar las causas de su deceso.

Larrinaga Talamantes recordó que el informador, de 39 años, había sido levantado por cuatro pistoleros la tarde del jueves en un autolavado llamado Quihuis, en el cruce de las calles Jalisco y Belem, de la colonia Municipio Libre, en Ciudad Obregón, municipio de Cajeme, en el sur de la entidad.

Los agresores se llevaron a Marco Antonio Ávila en un vehículo sedán azul. El reportero había llevado a lavar el vehículo de su empresa, un Atos 2011, blanco, con los logotipos de El Regional y El Diario de Sonora de la Tarde –con sede en Ciudad Obregón– el cual quedó abandonado en el sitio.

El funcionario indicó que podría ser fundamental para esclarecer el crimen la colaboración de compañeros de trabajo o familiares de la víctima, pero hasta la tarde de este viernes nadie se había presentado a dar testimonio

En los ocho años recientes, tres periodistas han sido asesinados en Sonora y otro, Alfredo Jiménez Mota, se encuentra desaparecido desde 2005. Además, en 2007 el periódico Cambio-Sonora cerró sus puertas luego de dos atentados en su contra con explosivos que no dejaron víctimas.

Antes de que se supiera del asesinato del periodista sonorense, la Federación Latinoamericana de Periodistas (Felap) difundió que durante los dos sexenios recientes, en México se han perpetrado 109 asesinatos de comunicadores y 19 desapariciones forzadas, por lo que con el crimen de Ávila García, sumarían 110 homicidios.

Mientras, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos informó que ya inició una averiguación de oficio por el asesinato de Ávila y también del reportero René Orta Salgado, del diario El Sol de Cuernavaca, ocurrido hace cuatro días.