Baja California | 16 de Marzo de 2018

El analista político afirmó que para el PRI "todo es ganancia. Con la ventaja de que después de 30 años de PAN los que nos quedamos somos los que ya resistimos, los convencidos". Foto Hamlet Alcántara / archivo La Jornada Baja California

Por

Por 

Mireya Cuéllar

Tijuana, 16 de marzo.- El agotamiento de Acción Nacional (PAN) después de 30 años en el poder; la falta de estructura en un partido emergente como es Morena y un candidato presidencial que no es del PRI, son elementos de la coyuntura política útiles para el Partido Revolucionario Institucional en la elección que se avecina, señaló el coordinador de la campaña de José Antonio Meade en Baja California, Carlos Barboza, quien hoy protesta el cargo durante la visita de Manlio Fabio Beltrones.

Analista de los procesos políticos desde la academia, explicó que la elección que se avecina será atípica; “escapa a lo tradicional de los procesos en donde veíamos la frivolidad de la competencia entre partidos y candidatos, ahora lo que está en juego son los modelos de nación”.

-¿No es muy difícil para Meade remontar el resentimiento hacia el PRI?

- Coincido en el fenómeno de la irritabilidad social, la gente está molesta. Pero también veo que después de la molestia, viene la preocupación o el arrepentimiento. Son emociones; te enojas y después dices '¡chin¡, ¿qué hice?', creo que la irritabilidad social está sustentada en la inseguridad, el desequilibrio económico… pero también hay que preguntarse '¿qué sigue?'. Y ahí me parece más importante preguntar quién va a garantizar la estabilidad económica de las familias. Yo estoy enojado en este momento pero quiero que mañana mi familia esté estable económicamente. El ciudadano tiene que pensar cómo voy a resolver este coraje, qué sigue después del desahogo de ese sentimiento.

-¿Meade fue parte del equipo que está en Los Pinos, del grupo que provocó la irritación social?

-La conducta ética es de las personas. A mí no me pueden culpar de lo que hacen mis hijas, mi hermana o mi madre. Las instituciones no son corruptas, no quiero caer en un cliché pero las conductas son de las personas. Creo que en 2018 el elector va a revisar conductas personales, es la primera vez que está sobre la mesa el tema de la conducta personal, está a debate público.

- La gente también está cansada de los partidos.

El régimen de partidos políticos está obsoleto, en proceso de agotamiento, sino que agotado. La próxima elección tendrá tres características; va a generar elecciones judicializas, un descontento sobre los resultados y va obligar a los partidos políticos a refundarse, quien no se refunde desaparecerá
 

Hay un tránsito en la democracia mexicana, muy incipiente, pero ya está surgiendo y caminamos de la democracia representativa de la que los partidos eran monopólicos, a una democracia participativa, con candidatos independientes y la existencia  de figuras de representación directa. Estamos ante el principio del fin de la partidocracia. Cuál es el partido que entiende este proceso, el que presentó a un ciudadano: es el PRI. Ni siquiera los candidatos independientes pasan la prueba… curiosamente, el PRI en su idea de reestructurarse se planteó una formula donde alguien que no es militante es el abanderado. Hay quienes lo consideran una fortaleza, otros una debilidad, yo creo que es un extraordinario campo de oportunidad.

-En Baja California, ¿cómo ves la elección?

Tenemos al PAN con 30 año en el poder, con una estructura, con unos funcionarios que se van a desdoblar en políticos durante la elección… Morena emergiendo, está generando dinamismo en el territorio y un PRI que trata de encontrarse para poder enfrentar las nuevas adversidades. Hay elementos de coyuntura política útiles para el PRI; el agotamiento del PAN y la otra es la falta de estructura de un partido político emergente como Morena.

Vamos a una elección donde no tenemos nada, no tenemos diputaciones; de ocho, cero. No tenemos senadores, ni de mayoría ni de minoría, eso es un estímulo. El PRI va por todo a partir de que no tenemos nada. Todo es ganancia. Con la ventaja de que después de 30 años de PAN los que nos quedamos somos los que ya resistimos, los convencidos, no estamos por una chamba…

-Algunos dan la impresión de ser priistas vergonzantes.

-¿Quién dice que yo debo pagar por las culpas ajenas?  Nadie tiene que sentirse culpable de nada. Hay que sentirse orgullosos, en una elección lo que se confronta es tu conducta… ¡hay que sacar la casta!