méxico | 16 de Marzo de 2017

El presidente del INE, Lorenzo Córdova, y los consejeros Benito Nacif y Edmundo Jacobo, durante la sesión de ayer del consejo general del instituto. Foto Carlos Ramos Mamahua

Por

Por 

Claudia Herrera Beltrán

Ciudad de México, 16 de marzo.- El Instituto Nacional Electoral (INE) canceló la posibilidad de que los mexicanos residentes en el extranjero puedan votar vía Internet en las elecciones de 2018 y mantuvo la opción del voto postal.

Los consejeros aprobaron por unanimidad aplazar la aplicación de esta modalidad al considerar que es onerosa y no existe certeza de su blindaje, pese a que fue incluida como novedad en la reforma electoral de 2014.

Enrique Andrade, presidente de la comisión del voto de los residentes en el exterior, se justificó diciendo que su aplicación podría costar de 70 millones a 364 millones de pesos. Además, dijo, tampoco hay tiempo suficiente para su verificación, corrección e implementación para la primera semana de septiembre de este año, como mandata la ley.

Actualmente, 200 mil connacionales ya cuentan con sus credenciales de elector y se reciben mil 500 solicitudes diarias. De manera que esperan recibir 340 mil peticiones.

El presidente del INE, Lorenzo Córdova, aclaró que podría llevarse a cabo un programa piloto, y argumentó que hicieron el anuncio para no alimentar la especulación política.

Esta medida generó críticas del representante del PAN, Francisco Gárate, quien señaló: hemos ido de traspiés en traspiés, y no nos hemos dado el tiempo ni la oportunidad de revisar qué no está funcionando en la estrategia diseñada.

Calificó de pobres los resultados obtenidos, porque sólo 4 mil 192 coahuilenses residentes en otros países han solicitado sus credenciales de elector, y 11 mil 549 mexiquenses, para participar en las elecciones del 4 de junio.

Pero de éstos apenas mil 655 coahuilenses y 4 mil 150 mexiquenses han activado sus micas, lo que le hizo afirmar: tanto esfuerzo, tantos recursos para estas cifras.

Por otra parte, con una tardanza de 11 años por circunstancias técnicas, también se aprobó una nueva redistritación federal que regirá para los comicios de 2018 y 2021, con reajustes en cuanto a los distritos electorales por entidad.

Destaca la pérdida de tres de ellos en la Ciudad de México (por la merma de población), que ahora tendrá 24 en lugar de 27.

En tanto, Oaxaca, Puebla, Sinaloa y Veracruz disminuyen cada uno en un distrito; mientras Chiapas, Guanajuato, Jalisco, estado de México, Querétaro, Quintana Roo y Tamaulipas suman uno.

Y en medio de cuestionamientos de los partidos políticos, los consejeros aprobaron además descontar de sus ministraciones mensuales el dinero sobrante de los recursos públicos recibidos para las campañas, dado que muchos no lo han reintegrado a la tesorería.