Baja California | 16 de Marzo de 2015

Los productos que se cosechan en BC se dirigen al mercado mundial de exportación, a través de su comercialización en EU
Los productos que se cosechan en BC se dirigen al mercado mundial de exportación, a través de su comercialización en EU Foto Julieta Martínez

Por

Por 

Antonio Heras

Ensenada, 16 de marzo.- Además del cierre de varios tramos de la Carretera Transpeninsular para la madrugada de este martes, la Alianza de Organizaciones Nacional, Estatal y Municipal por la Justicia Social convocó a un boicot contra una docena de agroindustrias del Valle de San Quintín por las “múltiples violaciones a los derechos laborales y humanos” de los jornaleros agrícolas en la zona sur de Ensenada.

Los productos que se cosechan en Baja California se dirigen al mercado mundial de exportación, a través de su comercialización en Estados Unidos, lo que contrasta con las condiciones laborales de miles de jornaleros, la mayoría indígenas.

Entre las agroindustrias señaladas por condiciones de esclavitud se encuentran la del exdiputado local panista Antonio Rodríguez y la de Manuel Valladolid, secretarios de Fomento Agropecuario de las administraciones estatales de José Guadalupe Osuna Millán y Francisco Vega de Lamadrid.

Las demandas de estas organizaciones consisten en revocar el contrato colectivo que tienen los empleadores con la CTM y la CROM, el respeto al derecho de antigüedad, la afiliación obligatoria al IMSS desde su primera jornada laboral para que los familiares del trabajador cuenten con servicio médico, el pago de todas las prestaciones, incluidas séptimo día y festivos, además del pago de horas extras doble y triple.

En un comunicado difundido por el Frente Indígena de Organizaciones Binacionales, señala que se agotaron los medios para “un diálogo pacífico para encontrar una solución” con las autoridades de los gobiernos federal y estatal, por lo que trascendió que iniciarán movilizaciones durante la madrugada de este martes, entre éstas los cierres de tramos de la Carretera Transpeninsular en Maneadero y San Quintín.

También exigieron el respeto de los derechos a las madres trabajadoras a tener licencia seis semanas antes y después de un parto y el otorgamiento de cinco días de descanso con goce de sueldo a los hombres que se conviertan en padres.

Exigieron también que se elimine la tolerancia al acoso sexual a mujeres por parte de ingenieros mayordomos generales y de cuadrilla e ingenieros encargados de los ranchos, y las represalias contra los trabajadores que participen en las movilizaciones.

En términos económicos demandan un pago de 30 pesos por cada caja de fresa pizcada de lunes a viernes -desde hace 14 años se paga hasta en 12 pesos-, de ocho pesos por cubeta de tomate y de 17 pesos la jarras de mora, además que ese sueldo se duplique los domingos y días festivos, y que “lo que se produce en Baja California se dé un pago justo para una buena convivencia social entre los trabajadores y patrón”.