mundo | 16 de Febrero de 2019

'La Jornada' publicó datos sobre el convenio celebrado en febrero de 2017 entre la PGR (hoy fiscalía) y su contraparte brasileña para no ejercer acción penal. Foto @OdebrechtPeru

Por

Por 

Fabiola Martínez y Alejandro Alegría / La Jornada

Ciudad de México, 16 de febrero.- La investigación por el caso Odebrecht continúa, sigue abierta, así como la de otros expedientes de presuntos casos de corrupción en dependencias, de los que se dará cuenta no solo a la prensa, sino a la Fiscalía General de la República, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En la reunión de gabinete de seguridad de este viernes, el mandatario pidió al fiscal general, Alejandro Gertz, informar periódicamente del estado de las denuncias presentadas recientemente y otras de sexenios anteriores, porque el tortugismo y las prácticas dilatorias entorpecen la justicia.

En este paquete de informes incluye las indagatorias por presuntos desvíos en la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), hoy secretaría de Bienestar, donde hay, dijo, un millón 500 mil pruebas documentadas.

Aquí se incluye el caso de las estancias infantiles y otros en esa dependencia.

En principio dijo que no pasará más de un mes para resolver el asunto de los centros para el cuidado de menores. Ratificó su estrategia de dar dinero a los padres para que busquen un sitio para los bebés, bajo el argumento que dos de cada tres estancias son irregulares.

El censo actual, dijo, es de 3.2 millones de niños beneficiarios, pero ante la depuración no creo que haya esa cantidad.

“¿Había niños aviadores? Sí. No me gusta la palabra, porque ¿qué tienen que ver los niños? No son fantasmas ni aviadores ni nada, son niños. No, no, no. Los que engañaban eran otros, pero no los niños.

“Este es otro asunto -indicó- que vamos a probar en su momento, en particular por la defensa de la estructura de estancias generada en sexenios anteriores, ya sea por haber sido sorprendidos o porque saben que el programa está mal.

¿Qué tipo de irregularidades hay? Bueno, hasta falta de permisos para el funcionamiento de los centros, señaló en conferencia de prensa. El plan del gobierno de López Obrador es dar de inmediato a los padres mil 600 pesos al bimestre para el cuidado de los menores.

Nos estamos apurando para que no se detenga este apoyo, donde se encuentre que, en efecto, existan los padres, los niños y que necesitan tener una estancia, que ya estaba en una estancia, y están de acuerdo, de inmediato se les va a dar una forma de ir al banco y sacar el recurso. No nos vamos a demorar en esto, dijo.

Ni tapadera ni cómplice
Sobre el caso Odebrecht, el Presidente aseguró que en su gobierno no serán tapadera ni cómplices de la corrupción, ni por acción ni por omisión.

La Jornada publicó ayer datos acerca del convenio celebrado en febrero de 2017 entre la Procuraduría General de la República (hoy fiscalía) y su contraparte brasileña para no ejercer acción penal, civil o administrativa contra directivos de Odebrecht que habrían ofrecido sobornos a funcionarios de Petróleos Mexicanos para obtener contratos millonarios. Reiteró que el gobierno no será cómplice de la corrupción ni estará sometido a chantajes de nada y de nadie.

Envió un mensaje a proveedores de la administración pública federal, quienes ya andan haciendo propuestas indecorosas: que 10 por ciento, que 15 por ciento (de moche).

Por ello -advirtió- será dada de baja la empresa a la que se le demuestre haber sobornado a funcionarios, sin importar lo que ofrezca o las amenazas que haya hecho incluso de afectar los sistemas de información.

“Si se trata de teléfono, no vamos a hablar por teléfono 15 días en tanto resolvemos a ver que empresa nos da el servicio… Estoy hablando en sentido figurado”, dijo.

Indicó que las nóminas del gobierno federal se revisan para detectar a quienes intentan quedarse azorrillados, que han hecho cosas indebidas en el pasado y piensan que se van a quedar ahí (en la nómina). No, no aceptamos gente con malos antecedentes, indicó.