Chihuahua | 16 de Febrero de 2019

Los 35 mmdp que un ministro de la SCJN proyectaba devolver, era superior al presupuesto de Durango, de 32 mil millones de pesos. Foto Twitter @GobiernoMX

Por

Por 

Alma E. Muñoz / La Jornada

Tamazula, Dgo., 16 de febrero.- Desde la cuna de Guadalupe Victoria, primer Presidente de México, el titular del Ejecutivo federal, Andrés Manuel López Obrador, explicó que “no iba a dejar pasar” que se devolvieran 35 mil millones de pesos de Impuesto Sobre la Renta a ex accionistas de Grupo Modelo, “porque el pueblo se cansa de tanta pinche transa”.

Ante miles de ciudadanos de la zona serrana del estado, que con aplausos y gritos celebraron su expresión, exhibió que ese monto que un ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación proyectaba devolver, era superior al presupuesto de Durango, 32 mil millones de pesos, le dijo el gobernador del estado, José Rosas Aispuro, quien destacó que ésta sea la primera visita de un Presidente de la República a este lugar, de los más marginados y aislados -aunque es la tercera ocasión que López Obrador ha estado aquí.

El mandatario de la nación informó sobre las acciones que ha emprendido en dos meses de su gobierno contra la corrupción, el principal problema, ha dicho, del país, al anunciar que se invertirán 200 millones de pesos este año para modernizar el tramo carretero Tamazula-Canela, lo que permitirá unir a los ayuntamientos más aislados y acortar los tiempos de traslado entre Sinaloa y Durango.

Sobre el combate al huachicol, señaló que después de que los involucrados en este delito “quisieron jugar a las vencidas”, se normalizó el abasto de gasolina y ya no se roban 800 pipas diarias, sino 50.

En cuanto a las estancias infantiles, subrayó que éstas continúan, pero “ha habido un poco de descontrol en esto porque ya no se va a dar dinero a los que administraban las estancias, se va a dar a los padres de familia de manera directa”, mil 600 pesos cada dos meses.

Además, el titular del Ejecutivo federal resaltó que viaja en camioneta porque “ya no hay avión presidencial”, pues lo puso en venta. “A ver si se anima el presidente Trump, porque ese avión no lo tiene Donald Trump”. También destacó que regresó a Tamazula sin guardaespaldas porque desapareció el Estado Mayor Presidencial, y los 8 mil elementos destinados para cuidar al anterior Presidente se reincorporaron a la Secretaría de la Defensa Nacional.

“Quien lucha por la justicia no tiene nada que temer, y así vamos a continuar”, exclamó en la cancha de basquetbol de este municipio.

Después de que Rosas Aispuro lamentó que esta región, debido a la falta de atención, sea asociada a actividades ilícitas, el Presidente manifestó que si hay trabajo y bienestar “vamos a serenar a Durango y a México”. Y destacó la atención a jóvenes, cuando explicó los programas integrales de desarrollo. “Es muy irresponsable, muy inhumano abandonar a los jóvenes, y luego cuando el joven toma el camino de las conductas antisociales se les manda reprimir, se les masacra, eso no va a ser la política”, señaló, al insistir que primero se requiere atender a los necesitados. “Por el bien de todos, primero los pobres y así vamos a resolver el problema de inseguridad y de violencia en el país”, insistió.

El secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, explicó que se invertirán este año 480 millones para conservación y mantenimiento de obras de infraestructura en el estado; para el tramo Tamazula-Canelas -en este último Emma Coronel, de donde fue reina de belleza, se casó con Joaquín El Chapo Guzmán-, el presupuesto asciende a 200 millones de pesos.

El camino está ubicado en el límite con Sinaloa y permitirá acortar distancias, así como comunicar a municipios de los más alejados del estado.

El gobernador Rosas Aispuro informó que se invertirán mil 800 millones de pesos en obras de infraestructura en esta zona serrana, donde “aún prevalece un alto grado de marginación”. Usted, le dijo a López Obrador, “es la esperanza para miles de familias que viven en esta región”.

El cuadro en Palacio Nacional
El Presidente inició su discurso explicando que decidió despachar en Palacio Nacional, que ya no se usaba, porque sus antecesores lo hacían en Los Pinos, que desde el inicio de su gobierno pasaron a formar parte de un espacio para las artes y la cultura del pueblo de México, por lo que, subrayó, “ya no existe esa residencia oficial”.

Contó que en su oficina en Palacio Nacional, “junto a mi escritorio y a esa emblemática silla presidencial, decía Zapata que estaba embrujada, que yo le tuve que mandar a hacer una limpia de manera precavida, el único retrato que tengo es el del primer Presidente de México, un paisano de ustedes, Guadalupe Victoria”.

Sondeo

El albazo legislativo endeudó a los bajacalifornianos, incluidos niños, durante 37 años. En su opinión: