méxico | 15 de Octubre de 2018

Empleada doméstica en Polanco Foto Yazmín Ortega Cortés/ archivo

Por

Por 

Jessica Xantomila

Ciudad de México, 15 de octubre.- Defensores de derechos humanos, académicos, politólogos, así como representantes de organizaciones de las trabajadoras del hogar difundieron una carta pública dirigida a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para subrayar su preocupación “ante el trato discriminatorio” hacia estas mujeres que realizan trabajo doméstico remunerado en el proyecto de sentencia propuesto, en el caso Amparo Directo 9/2018, en la segunda sala, pues se les negaría derechos sociales.

Puntualizaron que el proyecto, que se presentará este miércoles, “legitima un trato asimétrico en materia de seguridad social argumentando que el tipo de labor que realiza este grupo de trabajadoras es de carácter especial y que por ello deben negárseles los derechos sociales de los que son titulares el resto de personas trabajadoras formales”.

Consideran que la SCJN “elude la situación de desventaja en la que objetivamente se encuentran este grupo de trabajadoras dada su condición socio-económica y la naturaleza irregular de la relación laboral producto de nuestras leyes federales”.

Con ello, “legitima la permanencia de un orden jurídico que obstaculiza su acceso a una vida digna”.

Asimismo, juzgaron “desalentador que determine que el régimen voluntario de seguridad social cumple con los estándares constitucionales y convencionales del derecho humano a la seguridad social, cuando éste las excluye del acceso a prestaciones fundamentales como guarderías y deja a voluntad del empleador el otorgar o no la inscripción”.

Los firmantes hicieron “un llamado urgente al Estado en su conjunto para revertir desde ahora las prácticas discriminatorias que históricamente han atentado contra los derechos fundamentales de una de las poblaciones más vulneradas, y que han colocado a México en una posición vergonzosa y de retraso internacional en el reconocimiento y protección de los derechos de este sector”.

Destacaron que “la negativa o dilación inexplicable del Ejecutivo a enviar el Convenio 189 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) al Senado para su ratificación, revela la falta de voluntad política para sentar las condiciones de igualdad necesarias para combatir las graves prácticas discriminatorias hacia las trabajadoras del hogar”.

El Poder Legislativo, añadieron, “ha demorado en legislar los cambios necesarios a la Ley Federal del Trabajo y la Ley del Seguro Social para terminar con esta desigualdad de trato contraria al mandato constitucional de Derechos Humanos”.

Indicaron que “el trato discriminatorio del Estado en su conjunto hacia las 2.4 millones de personas trabajadoras del hogar y la negativa, muy notoria en los últimos años, a avanzar en el reconocimiento de sus derechos laborales, preocupa profundamente a quienes trabajamos por impulsar una agenda para la igualdad en México”.

La carta pública está firmando por más de un centenar de personas, entre ellas Marcelina Bautista, fundadora del Sindicato Nacional de Trabajadores y Trabajadoras del Hogar; Marcela Azuela, del colectivo Hogar Justo Hogar; Jacqueline L'Hoist Tapia, presidenta del Consejo para Prevenir la Discriminación en la Ciudad de México; Ximena Andión, directora del Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir.