méxico | 15 de Octubre de 2018

Valenzo Pérez circulaba en su auto por la avenida Solidaridad cuando varios hombres le dispararon, al parecer para quitarle el vehículo. Foto La Jornada

Por

Por 

Héctor Briseño | La Jornada

Acapulco, 15 de octubre.- Con la demanda de que pare la violencia en Guerrero, cerca de 400 médicos y otros trabajadores del sector salud marcharon la mañana de ayer por la avenida costera Miguel Alemán, del astabandera, frente al parque Papagayo, hacia el zócalo del puerto.

En un mitin, anunciaron que si la Fiscalía General del Estado no detiene a los responsables del homicidio pararán labores.

La tarde del viernes, la oftalmóloga Reyna Valenzo Pérez, de 58 años de edad, fue asesinada a balazos. La especialista trabajó 30 años para el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), además de laborar en el Instituto Estatal de Oftalmología.

Valenzo Pérez circulaba en su auto por la avenida Solidaridad cuando varios hombres le dispararon, al parecer para quitarle el vehículo.

Los manifestantes exigieron al gobierno acabar con ‘‘la improvisación’’ y aplicar una verdadera estrategia de seguridad. También advirtieron que a causa de la inseguridad comenzarán a escasear los médicos especialistas en la entidad.

Los manifestantes al frente del contingente mostraron una pancarta que decía: ‘‘¡Justicia! ¡Alto a la violencia contra las mujeres!’’

Roberto Martínez de Pinillos, médico retirado del IMSS, ex diputado local y ex presidente de la Federación Médica del Estado de Guerrero, advirtió: ‘‘Están matando especialistas. Los funcionarios se quejan de que nadie quiere venir, pero no vienen médicos porque tienen miedo’’.

Acusó a los funcionarios estatales de ser ‘‘pura simulación. Por eso no hay servicios ni especialistas’’.

Martínez de Pinillos subrayó que ‘‘el sector salud y Acapulco están de luto. Los médicos tenemos mucho dolor y coraje’’. También criticó que las hospitales recientemente inaugurados sólo hayan dado ganancias a sus constructores, pues no ofrecen servicios de calidad.

La alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo, lamentó lo sucedido y se manifestó por que se esclarezca pronto el crimen.