méxico | 15 de Julio de 2018

Se habla de tres intervenciones: primero, de quién diseñó y proyectó; segundo, quién estaba construyendo, y tercero, quién tiene la obligación de responder por la integridad estructural de esta obra Foto tomada de @FaustoLugo

Por

Por 

Gabriela Romero Sánchez / La Jornada

15 de julio de 2018, p. 25

Es evidente que el colapso de la plaza comercial Artz Pedregal se debió a un error humano, por lo que se debe saber quién o quiénes son los responsables, afirmó el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, José Ramón Amieva Gálvez.

"Aquí hubo un error humano, no lo digo como una instancia de ataque o denostación, pero al no ser un tema de la naturaleza, al no ser un derrumbe controlado ni provocado, según nos mencionan, entonces, fue un yerro y tenemos que saber de quién fue", remarcó.

Cuestionado sobre los avances en las investigaciones sobre el derrumbe de la plaza Artz Pedregal, propiedad del grupo Sordo Madaleno, Amieva Gálvez anunció que la Procuraduría General de Justicia (PGJ) local citará a todas las personas que aparecen como responsables de la obra en la placa informativa fijada en la construcción.

Detalló que se habla de tres intervenciones: primero, de quién diseñó y proyectó; segundo, quién estaba construyendo, y tercero, quién tiene la obligación de responder por la integridad estructural de esta obra.

El mandatario capitalino refirió que la PGJ cuenta con las autorizaciones que otorgó la delegación Álvaro Obregón, donde deben estar los planos de la segunda etapa de la plaza comercial, que fue la parte que colapsó.

Recordó que hasta el momento los peritos han determinado que hubo fallas en la construcción de la plaza, y que el sobrepeso en la terraza del último nivel podría ser la causa del derrumbe de la estructura nororiente, que comprende la fachada B y el pasillo denominado cantiliver.

Amieva Gálvez enfatizó que además se tiene que considerar el subsuelo, el desplante, la cimentación, la estructura y cuánta carga soporta la construcción. "Aquí era volada, es decir, tenía un pico que sobresalía, entonces, ésta tenía que estar perfectamente calculada", acotó.

En relación con la exigencia de los vecinos de la colonia Jardines del Pedregal de que se expropie el terreno de 50 mil metros cuadrados del desarrollo comercial, con torres corporativas y parque urbano, propiedad de Sordo Madaleno, el jefe de Gobierno respondió que se instalarán mesas de atención a ellos y para los comuneros.

Se dará toda la información sobre las condiciones de seguridad que deben existir en cualquier espacio público donde se concentran muchas personas, como las plazas y centros comerciales, garantizó.