deportes | 15 de Julio de 2017

Garbiñe Muguruza y Venus Williams posan con sus trofeos tras la final de Wimbledon. Foto Agencias

Por

Por 

Agencias

Londres, 15 de julio.- La española Garbiñe Muguruza conquistó este sábado por primera vez Wimbledon, el torneo de tenis más prestigioso del mundo, al tumbar en la final a la estadunidense Venus Williams por 7-5 y 6-0.

La jugadora nacida en Caracas hace 23 años sumó su segundo título de Grand Slam tras el de Roland Garros 2016 y se convirtió en la segunda española en ganar sobre el césped londinense. La primera, Conchita Martínez (1994), vivió en primera persona la consagración de Muguruza, a la que lleva entrenando estas dos semanas en el All England Club.

El hecho de que su rival en la final fuera Venus Williams era una especie de revancha para Muguruza, que hace dos años perdió su primera final de Grand Slam ante Serena, la hermana menor de Venus, y en el mismo escenario de hoy.

Se arrodilló sobre la desgastada hierba Muguruza tras 1:17 horas de final -disputada bajo techo por la lluvia- después de que el ojo de halcón le diera la razón en el último punto. Era el final de un largo trayecto: desde que se coronó en Roland Garros hace algo más de 12 meses, su nivel fue cuesta abajo y no fue hasta hoy que volvió a pisar una final.

Y la rival era de cuidado. Venus Williams, 14 años más de experiencia y cinco veces campeona en Wimbledon. Pero la norteamericana se quedó a las puertas de su octavo grande y seguirá suspirando por ampliar una cuenta que lleva parada desde 2008. Se le acaban las oportunidades a Venus Williams, finalista también en Australia este año y que desde 2011 sufre una enfermedad autoinmune que a punto estuvo de apartarla definitivamente del tenis.

Si a la estadunidense se le agotan las posibilidades, con Muguruza la situación es totalmente inversa. El título de hoy la confirma como la líder de la nueva generación y le abre un universo de oportunidades de cara al futuro. Es la única campeona -y doble- de Grand Slam que nació más allá de 1991 y el lunes regresará al "top 5" del ranking.

Más calmada, más concentrada, más madura. Poco tiene que ver esta Muguruza con la que cedió hace 24 meses ante Serena Williams, aquella con el rostro dibujado de acné. "Tengo que salir a la pista, pensar que quiero ganar y creérmelo", avanzó el viernes la caraqueña.

Dicho y hecho. Aunque el desenlace pudo haber cambiado por un milímetro: Muguruza había desperdiciado un break point en el 3-3 e instantes después se vio con dos pelotas de set en contra. La segunda la salvó con un gran servicio, pero la primera la ganó tras un intercambio larguísimo en el que una de las pelotas de Muguruza cruzó la pista lamiendo la red. Un milímetro más abajo y Venus Williams habría celebrado el primer set.

El encuentro ya no volvería a ser el mismo, porque Muguruza logró el primer break de la final en el siguiente juego. Temblaba la pista de emoción, estallaba de alegría el palco de la española y en el verde sufría Venus Williams. Se tambaleaba la norteamericana de piernas infinitas, incapaz desde ese break de contener a una Muguruza desatada.

La española, que no se había enfrentado en todo el torneo a una jugadora tan parecida a ella, logró dos breaksen el inicio del segundo set y de repente se encontraba con una autopista hacia el triunfo. Hacía unos minutos estaba salvando dos set points y ahora tan solo le separaban un puñado de puntos de ganar el torneo que la había lanzado a la fama en 2015.

Un tercer quiebre le dejó en bandeja el título: 5-0 y saque. Muguruza aprovechó la tercera oportunidad para firmar un inapelable 6-0.

Justo antes de salir a la pista, Venus Williams y Muguruza pasaron por el muro de los campeones. Ahí están todos los nombres de todas las personas que ganaron en el All England Court. "En los últimos años aparece muchas veces el apellido Williams. Yo lo que quiero ahora es que aparezca de nuevo un nombre español ahí", dijo el viernes. Como si fuera una especie de premonición. Muguruza es la jugadora del presente. Y posiblemente del futuro.

Sondeo

¿Es suficiente el retiro de concesiones de taxis amarillos ante los actos de violencia de sus choferes?