Baja California | 15 de Julio de 2017

Foto Edgar Lima/Archivo La Jornada

Por

Por 

Redacción

Tijuana, BC, 15 de julio de 2017.- La infraestructura del servicio de alumbrado público con que cuenta actualmente Tijuana, es ineficiente y obsoleto, y por la magnitud del problema, el Ayuntamiento no cuenta con la capacidad técnica ni financiera para solucionarlo, destacó el Secretario Desarrollo Urbano y Ecología (SDUE), Alejandro Lomelín Clapera.

Por ello, abundó, la Alcaldía de Tijuana, que encabeza Juan Manuel Gastélum Buenrostro, está determinando a atender el rezago que se tiene en alumbrado público, pues a la situación de la ineficiencia de la infraestructura, se suma el hecho de que de un universo de 79 mil 662 luminarias, alrededor del 30% se encuentran apagadas, sin contar con zonas de la ciudad que nunca han tenido este servicio.

El porcentaje de luminarias apagadas varía, pero la tendencia va en aumento, por distintas situaciones como la falta de controladores, convertidores, conectores, fotoceldas y vandalismo. Recordó que por mayoría calificada de votos, el Cabildo aprobó iniciar el proceso para la contratación del servicio para iluminar la ciudad, mediante una concesión, la cual se realizará de forma transparente y podrán participar todas las empresas que deseen, con el único objetivo de cubrir totalmente el alumbrado público de la ciudad.

Cabe destacar que a inicio de la administración se corroboró que las condiciones en las que fue entregado el Ayuntamiento en cuanto al servicio de luminosidad, fue un escenario de infraestructura sin mantenimiento, inadecuado e incompatible en tecnología. “Otra de las situaciones que se presenta muy recurrente es en la tecnología con la que están construidas, específicamente en las lámparas leds, en las cuales 560 se encuentran apagadas, pues la lámpara está compuesta por cable de bronce y la infraestructura contiene cableado de cobre, se sulfatiza y provoca un "salto" de energía provocando parpadeo en la luz y falla en alumbrado”, explicó el titular de la SDUE.

El funcionario municipal indicó, que en supervisiones se pudo constatar que la infraestructura es ineficiente, como lo son los postes, brazos, medidores, concentradores, bases, y los centros de carga, haciendo esto aún más complejo el poder brindarle el servicio de calidad que requieren y que se merecen los tijuanenses.

El director de Servicios Públicos Municipales, Víctor Raúl López, detalló que el equipo es insuficiente ante la magnitud de la ciudad y sus necesidades, que inclusive la maquinaria como grúas, canastas, camionetas, sufren de fallas mecánicas continuas lo que hace que las reparaciones no sean con la inmediatez que se requiere.

El recurso humano es un factor determinante y de prioridad por ello cabe mencionar que el departamento de alumbrado público cuenta 160 elementos para dar mantenimiento a casi 80,000 lámparas en toda la ciudad, laborando dobles turnos para contribuir en medida de lo posible la compostura de sistema de alumbrado, siendo este mismo equipo los encargados de la reparación de los semáforos de la ciudad.

“El vandalismo y el robo de cableado son parte de la problemática, y el material que requerimos para realizar las reposiciones lo tenemos en escases, los elementos que con los que contamos, los hemos estado optimizando tanto el humano como el material sin embargo no hemos podido llegar a nuestra meta que es el tener una Tijuana bien iluminada”, mencionó el director, Víctor Raúl López.

Las zonas con más problema En estudios junto con la Secretaría de Seguridad Pública se pudo constatar que las zonas con mayor rezago de luminarias de la ciudad son las mismas con mayor índice de delincuencia, las delegaciones La Presa y Presa Rural, así como las colonias Villa del Campo Segunda Sección, Parajes del Valle, Libertad, El Pipila, Mariano Matamoros Sur y Norte, Villa del Campo, Las Torres, Altiplano entre otras.

“Es importante comentar que por normatividad se debe tener un sistema de alumbrado dentro de las normas tanto de CFE, como de los códigos de iluminación por vialidades y material de las mismas, tenemos la firme instrucción del Alcalde Juan Manuel Gastélum de hacer que los tijuanenses cuenten con servicios de calidad y dentro de lo reglamentario, como ha sido desde inicio de la administración”, concluyo el secretario Alejandro Lomelín.

Cabe destacar que la concesión, en caso de que se de, luego de que el Cabildo aprobó la licitación, contempla que se contratará el servicio de la iluminación de la ciudad y su mantenimiento, además que será una licitación pública y transparente, vigilada por un comité Ciudadano, que conformarán líderes de cámaras empresariales. Además, que no se afectará al personal sindicalizado de esta área del Ayuntamiento y serán 15 años de garantía con la que contarán las lámparas, lo que garantizará que los ciudadanos de Tijuana tendrán iluminadas las calles de sus hogares y trabajos, aportando también a la seguridad de sus familias.

 

Sondeo

¿Quién es responsable del incremento de homicidios en Tijuana y el estado?