Baja California | 15 de Julio de 2017

Las calles Juan Escutia y Estado 29 ya presentan grietas y hundimientos. Foto Juan Pablo Guerra

Por

Por 

Redacción

Tijuana, 15 de julio.- Dirección de Protección Civil supervisa viviendas en riesgo en colonia Sánchez Taboada, ante posibles deslaves de tierra. Dicha supervisión fue realizada por órdenes expresas del presidente del cabildo de Tijuana, Juan Manual Gastélum, quien a través de la Administración Urbana Municipal pretende dar el seguimiento necesario a esta situación antes que ocurra una tragedia que deje víctimas humanas o daños materiales.

El director de Protección Civil, José Rito Portugal, indicó que alrededor de tres semanas es que se registraron fisuras en las construcciones, y en caso de presentarse una situación de este tipo se puede llamar al 911, registrar la emergencia y de manera inmediata será atendido por el personal de dependencia.

“Hace dos años nos dieron un dictamen que nos muestra una serie de recomendaciones, que la verdad no seguimos porque pensamos o más bien no nos imaginamos pasar por esto a pesar de que estamos a solo dos calles de retirados de donde hace poco fue declarado como zona de riesgo y que hay una falla geológica”, reiteró Francisco López, presidente del comité de vecinos.

Los elementos de Protección Civil recomendaron quitar peso a las estructuras detectadas, a las cuales una vez detectadas, se procede a colocarles un engomado rojo o amarillo, según la zona de riesgo donde se encuentre, así como una constancia que acredita su situación.

Por su parte la directora de Administración Urbana Municipal, Haydee Martínez, explicó que habrá un seguimiento posterior a este recorrido, pues la información recabada por Protección Civil es turnada a la dependencia que encabeza para posteriormente buscar se generen los estudios de profundidad, así como geológicos y geofísicos que resulten necesarios.

El propósito de dicha supervisión busca concientizar a los moradores a través de la prevención y la información sobre el riesgo que implica para sus familias el vivir en una zona de alto riesgo.