méxico | 15 de Mayo de 2019

La iniciativa enviada a la Cámara de Diputados para su aval modifica los artículos 2, 4, 35, 41, 52, 53, 56, 94 y 115 de la Carta Magna. Foto José Antonio López / La Jornada

Por

Por 

Víctor Ballinas y Andrea Becerril / La Jornada

Ciudad de México, 15 de mayo. El Senado aprobó por unanimidad, con 120 votos a favor, ninguno en contra y cero abstenciones, reformas a 9 artículos de la Constitución en materia de género que establece la paridad de género en los tres poderes de la Unión, en los tres niveles de gobierno, en los órganos autónomos y en municipios de población indígena.

La discusión en lo particular fue de tres horas 40 minutos y participaron 29 senadores y senadoras. Todos los grupos parlamentarios destacaron en el pleno que este “un día histórico” para el país.

En tribuna, la senadora de Morena, Malú Micher, presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género, afirmó que esta reforma dará las mismas oportunidades a quienes históricamente han sido discriminadas: las mujeres.

Abundó: “Es el derecho de las mujeres a participar en todos los espacios políticos, en condiciones de igualdad con los hombres. Entonces no son antojos, entonces no son ocurrencias, es justicia para nosotras, porque paridad es igualdad y porque paridad ya no es cuota, ya no es la cuota política, es la igualdad, es el principio de paridad al que todas y todos aspiramos en esta patria feminista. Vamos por todo, paridad en todo”.

Con la unanimidad de votos el pleno del Senado aprobó reformas a la Constitución para garantizar la paridad de género en los tres órdenes de gobierno y en los tres poderes de la Unión.

Resaltó que la ley determinará las formas y modalidad para observar el principio de paridad de género en los nombramientos de las personas titulares de las secretarías de despacho del Poder Ejecutivo Federal y sus equivalentes en las entidades federativas.

Kenia López, senadora del PAN y presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, celebró la posibilidad real de que las mujeres participen en la toma de decisiones del país.“Los órganos jurisdiccionales van a cambiar: la Corte, los magistrados de Circuito, los jueces de Distrito, los magistrados ahora serán también magistradas electorales, agrarias, de Justicia administrativa. Es un vuelco nacional en la toma de decisiones. Nunca más una mujer será juzgada bajo la visión de un hombre”.

Por eso, resaltó, esta reforma en materia de paridad de género es tan significativa, porque permitirá seguir derrumbando barreras que obstaculizan nuestra participación.

La senadora priísta Nubia Mayorga destacó que estos cambios constitucionales son “un acto que busca corregir desigualdades históricas, desigualdades que han afectado a quienes conformamos la mitad de la población, pero que no hemos tenido las mismas oportunidades de equidades, ni las oportunidades para avanzar oportunamente”.

Abundó que esta reforma en materia de paridad de género ayudará a seguir echando abajo estigmas y prejuicios que buscan relegarnos. Porque por medio de la ley, se está buscando corregir la realidad. Y, por qué no decirlo, también porque contribuirá a erradicar la violencia machista y la violencia política de género, que hoy sigue siendo un lastre en nuestro país”.

Este dictamen , insistió, es el producto de años y décadas de lucha de quienes nos han precedido, y que a lo largo del tiempo han ido abriendo brechas en favor de las mujeres, pero también es resultado del diálogo y el acuerdo entre las diferentes fuerzas políticas.

En tribuna, la senadora panista Josefina Vázquez Mota señaló: “Tenemos que acabar con la perspectiva patriarcal, y por eso la paridad hoy es apenas un inicio, es una puerta que se abre de posibilidades infinitas. Los chinos suelen decir: que las mujeres sostenemos la mitad del cielo”.

Dijo que hay hombres que preguntaron, antes de aprobar este dictamen,” ¿si queríamos la mitad del cielo? Sí, sí queremos la mitad del cielo y la mitad de la tierra al menos, y la mitad de las decisiones de poder, y la mitad de todo aquello que amplíe los márgenes de libertad de cada mujer en cada rincón de nuestro país. Sí, decimos que sí lo queremos, y sí lo queremos porque lo hemos ganado”.

Se habían anotado más de 40 reservas, que al final, antes de votarse en los general, los grupos parlamentarios las retiraron “debido a que no hay consenso en aprobarlas, y queremos que el mensaje que envié el Senado es de que las modificaciones a la Carta Magna se aprobaron por unanimidad”.

La iniciativa enviada a la Cámara de Diputados para su aval modifica los artículos 2, 4, 35, 41, 52, 53, 56, 94 y 115 de la Carta Magna.