méxico | 15 de Mayo de 2018

Peña Nieto, rodeado por Gerardo Ruiz Esparza (a su derecha) y el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yuñes, supervisa los trabajos del nuevo puerto mercante Foto Presidencia de la República

Por

Por 

Rosa Elvira Vargas, Enviada
Papantla, Ver. 15 de mayo.- El sector privado, y en buena medida, también los usuarios financian las obras del Nuevo Aeropuerto de Ciudad de México (NAICM), y el gobierno invierte en trabajos adicionales de conexión, afirmó el presidente Enrique Peña Nieto. La nueva terminal será, dijo, un icono de la infraestructura nacional.

Para reforzar la decisión de emprender esa obra refirió la obsolescencia de las actuales instalaciones. A través de ella viajan casi 40 millones de pasajeros (cada año) y está rebasada desde hace mucho en su capacidad operativa. Será, dijo, el aeropuerto de los mexicanos, no sólo de la capital del país.

Así y frente al debate sobre esta edificación y la postura del candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador de dejar todo el costo a particulares, puntualizó: “Es un proyecto que se está realizando con la participación del sector privado; con la financiación que hacen los propios usuarios cuando pagan los derechos o los servicios que presta. El actual aeropuerto de Ciudad de México está pagando también en buena medida la construcción del nuevo (y) el gobierno tiene que invertir en infraestructura adicional para conectar’’.

Como desde hace más de un siglo, apuntó, el gobierno ha pedido la participación de los particulares en proyectos de infraestructura, como las autopistas o los puertos mercantes, pero también en hospitales e instalaciones educativas porque ello posibilita sumar esfuerzos a la inversión de las administraciones, que nunca será suficiente.

Por eso, la invitación invariable al capital privado a invertir, enfatizó, el cual no llega a un país si no hay condiciones de confianza, si no hay respeto al estado de derecho, si no hay respeto al inversionista, a lo que está arriesgando. Y esas son las condiciones que ha sembrado este gobierno: confianza.

Gracias a esas medidas, la presente administración es la del empleo, la infraestructura y, resaltó, también de la promoción de la calidad educativa.

Una enseñanza que poco a poco se está sintiendo en las escuelas, porque no podemos condenar a las generaciones de hoy a que el día de mañana, por no tener los elementos formativos, estén condenadas a la frustración o al fracaso.

Peña Nieto inauguró el tramo de la autopista Nautla-Gutiérrez Zamora de la carretera Cardel-Poza Rica, cuya longitud es de 48 kilómetros y su costo, de mil 695 millones de pesos. Para el segundo semestre estará en operación el tramo de Laguna Verde a Nautla, y una vez terminada toda la obra (128.5 kilómetros) se habrán invertido 5 mil 69 millones de pesos.

Más tarde, en Veracruz supervisó el avance del nuevo puerto, donde se erogarán 31 mil millones de pesos, de los cuales 80 por ciento serán de capital privado. Se estima su conclusión hacia fines de este año.

Considerada estratégica para la marina mercante mexicana, será la obra más importante de su tipo en la actual administración. Permitirá cuadriplicar su capacidad operativa, al pasar de 24 millones de toneladas a 96 millones.

Recursos particulares, por baja en petróleo

En esta primera etapa tendrá cinco terminales (contenedores, fluidos, granel agrícola, mineral y semiespecializada en carga general), un rompeolas de 4.3 kilómetros (el más grande de Latinoamérica), 35 posiciones de embarque, y para el 14 de julio se espera el arribo del primero de los buques de 300 metros de eslora que el nuevo puerto podrá recibir.

El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, dijo que originalmente las obras portuarias de Veracruz se habían pensado realizar sólo con recursos presupuestales, pero debido a la caída de los precios y la producción del petróleo, fuimos a buscar recursos particulares.

Sondeo

¿Cuál es la causa de la ola violenta que se vive en Tijuana?