mundo | 15 de Abril de 2019

Sede de las oficinas de las Madres de Plaza de Mayo esta mañana. Foto @PrensaMadres

Por

Por 

Stella Calloni / La Jornada

Buenos Aires,15 de Abril.- El juez Fernando Perillo ordenó un operativo contra la histórica casa de las Madres de Plaza de Mayo, que preside Hebe de Bonafini, lo que fue impedido por centenares de militantes de agrupaciones sociales y sindicales y otros grupos solidarios con este organismo, en el que funcionaba también la Universidad de las Madres, que bajo el gobierno de Mauricio Macri se ordenó cerrar.

Bonafini denunció hace tres días que intentaban quitarle la casa de las Madres, y desde la noche del domingo, junto a otras madres se atrincheraron en el lugar para defenderla, acompañadas por militantes de diversos sectores y este lunes comenzaron a llegar manifestantes que repudiaron y rechazaron el operativo judicial.

“Esta casa no es sólo de las Madres, es del pueblo, le pertenece al pueblo”, dijo Hebe de Bonafini, quien advirtió que están pagando el precio de no callarse y de continuar resistiendo al gobierno de Macri, que hundió en la crisis y la miseria al país. El abogado que presidía el operativo llegó hasta la puerta de la casa y fue impedido de ingresar.

“No nos sorprende porque hace 42 años que estamos resistiendo, es una larga batalla y los que están hoy son los mismos que estuvieron en los años en que desaparecieron a nuestros hijos, con los que nunca nos volvimos a encontrarnos”, dijo Hebe, quien había denunciado esta maniobra judicial en el marco de una causa donde se la juzga y que lleva a la quiebra de la Fundación Madres de Plaza de Mayo.

De acuerdo a la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo se ha ordenado un inventario, que en realidad significaría el secuestro de los archivos que desde hace años mantienen en esta casa, lo que significaría una verdadera “confiscación ilegal” del patrimonio y de la casa, que visitaron personalidades y mandatarios de diversos países del mundo. Los operativos estuvieron acompañados por fuerzas de seguridad.

Hubo verdaderos cordones humanos de protección a la sede de las madres, banderas que se agitaron todo el día y vigilia que continuará en la noche de este lunes. Para varias madres esto evidencia el desprecio de Macri y su gobierno por los derechos humanos.

“El no callarnos nos cuesta esto. Si fuéramos calladitas, prolijas y pacifistas, pero no. Somos pacíficas, no pacifistas”, dijo Hebe agradecida a los que se solidarizaron, y recordó que es el quinto operativo similar que ordena la justicia para “inventariar” el archivo y crece el temor porque se los quiten y además las desalojen de la histórica casa.

Sondeo

Recientemente se presentó una iniciativa de ley para que el gobierno estatal norme el transporte público, otorgue concesiones y fije las tarifas máximas. ¿Está de acuerdo en que se les quite a los municipios?