mundo | 15 de Abril de 2018

El vicepresidente de EU señala que no hablaron sobre el muro fronterizo, Foto cortesía

Por

Por 

Rosa Elvira Vargas / La Jornada

Lima, Perú, 15 de abril.-El presidente Enrique Peña Nieto ratificó al gobierno de Estados Unidos su molestia con la retórica hostil y de confrontación utilizada por Donald Trump cuando dio a conocer su decisión de enviar a elementos de la Guardia Nacional a la frontera.

En su conversación privada de ayer con el vicepresidente de aquel país, Mike Pence, hablaron de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), sobre la cual acordaron instruir a los equipos de trabajo a superar cualquier diferencia que persista e imprimir celeridad para concluirlos en breve, si bien aclaró que no existe una fecha puntual ni última para ello.

Respecto de los diferendos de las semanas recientes con la administración de la Casa Blanca, Peña Nieto planteó: “claramente señalé (a Pence) que por un lado México respeta el ejercicio soberano de cada país –mismo que demandamos para el nuestro–, pero que el posicionamiento fijado (la semana pasada) respondía a la retórica y a la forma en que se había manejado este tema. Y que si bien el uso de la Guardia Nacional no es la primera vez en que se usa, en un ejercicio para cuidar sus propias fronteras, lo que sí era de llamar la atención era una retórica de confrontación, que advertíamos un tanto hostil y que eso nos había llevado a fijar una posición firme y clara sobre lo que esperábamos fuera el trato que tuviéramos en la relación entre México y Estados Unidos”.

En respuesta, dijo Peña Nieto, Pence fue bastante receptivo, abierto y señaló que transmitiría lo abordado al presidente Trump. Sin embargo, también aclaró que no se habló de la posibilidad de un encuentro con aquél.

Asimismo, de acuerdo con un cable de Afp, Pence declaró que en su reunión con el mandatario mexicano no hablaron del tema del muro que pretende construir la administración de Trump en la frontera con México. Calificó el encuentro como muy productivo.

Pienso que el presidente Peña Nieto comprende que él y el presidente Trump tienen diferencias de opinión sobre eso (el muro), dijo el vicepresidente.

Cuando ustedes tienen dos personas con fuertes personalidades, ellas ocasionalmente tienen fuertes diferencias. Hemos hablado de eso (con Peña Nieto), pero también hablamos del hecho de que México respeta el derecho de Estados Unidos a defender nuestra frontera, respetar nuestra soberanía nacional, señaló Pence.

Hablamos de esas diferencias, algunas de las cuales dejamos para una fecha posterior.

A su vez, en un mensaje a medios de comunicación en el cual presentó el balance de su estancia en Lima para la octava Cumbre de las Américas, Peña Nieto insistió en que ante el enviado de Trump reiteré que a México sólo le interesa una relación con Estados Unidos que tenga como premisa el respeto a la soberanía y a la dignidad de los mexicanos, la cooperación constructiva para lograr acuerdos, superar diferencias y enfrentar retos comunes, y las medidas acordes a una buena vecindad.

Agregó que en la reunión coincidieron en la importancia de impulsar una agenda común en temas de interés compartido, “como migración, seguridad y desarrollo regional’’.

En otro tema, Peña Nieto y los socios de la Alianza del Pacífico –Chile, Colombia y Perú– se reunieron también aquí con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau. Todos resaltaron los logros alcanzados en materia de cooperación e integración regional.

Antes de regresar a México, el presidente Peña se reunió con congresistas estadunidenses encabezados por Paul Cook, presidente del subcomité para el Hemisferio Occidental del Comité de Asuntos Exteriores, con quienes conversó sobre la importancia de continuar la cooperación bilateral en materia de seguridad sobre un principio de responsabilidad compartida, informó la Presidencia.