méxico | 15 de Abril de 2015

El sacerdote Alejandro Solalinde Guerra, quien dirige el albergue Hermanos en el Camino. Foto Moysés Zúñiga

Por

Por 

Diana Manzo y Jorge A. Pérez Alfonso, corresponsales

Ciudad Ixtepec, Oax., 15 de abril.- La víspera de que arrancara la caravana del vía crucis del migrante que permaneció varada en Ciudad Ixtepec desde el pasado día 9 por un operativo montado por el Instituto Nacional de Migración (INM), con apoyo de la Policía Federal, el fundador del albergue Hermanos del Camino Alejandro Solalinde Guerra advirtió que continuarían con su ruta hacia Medias Aguas, Veracruz.

En rueda de prensa en esta ciudad, junto con Perseo Quiroz Rendón, director ejecutivo de Amnistía Internacional México, Solalinde dijo que pequeños inconvenientes impidieron la salida de la caravana, pero señaló que junto con 293 inmigrantes centroamericanos que participan, tomarían tres autobuses para partir a Veracruz. "Sabemos que corremos peligro, que nos pueden detener, pero aun así lo haremos. No nos van a amedrentar", indicó el prelado.

El Instituto Nacional de Migración (INM) y la Policía Federal mantuvieron retenes en las carreteras de la región del Istmo desde el jueves pasad, para impedir que la caravana de Ciudad Ixtepec saliera con rumbo a la ciudad de México. 

Solalinde afirmó que se vive una situación de "emergencia" con los centroamericanos, a causa del Plan Frontera Sur, establecido por el gobierno de Enrique Peña Nieto, sobre quien dijo que "está reprobado en derechos humanos. Es una cobardía que use a cientos de policías armados y a un Ministerio Público Federal dispuesto a realizar lo que sea para encarcelar a todas las personas que se les dé la gana".

En su oportunidad, Quiroz recriminó la actitud del gobierno de Peña Nieto porque ha descalificado los exhortos realizados por la comunidad internacional sobre el tema. "Lo que hoy ocurre aquí, no es más que una extensión del desdén por los derechos humanos que ha mostrado el gobierno federal en las últimas fechas", indicó.

Solalinde precisó que la caravana no se había realizado, porque Amnistía Internacional quería observar los retenes instalados en las carreteras para salir del Istmo de Tehuantepec. Quiroz dijo al respecto que el operativo del INM y de la Policía Federal para evitar la salida del vía crucis, es una "señal grave" del gobierno federal.

Tras la conferencia, una comisión encabezada por el sacerdote Solalinde, Amnistía Internacional y activistas que encabezan el vía crucis, acudieron a uno de los retenes en la autopista Ixtepec-Salina Cruz, donde observaron la presencia de más de 30 elementos del INM y 18 patrullas federales.

El comisionado federal del INM, Ardelio Vargas Fosado, destacó que el operativo se organizó para "cumplir con la ley". Agregó que "no es un sitio, ni acordonamiento de las instalaciones del Albergue Hermanos en el Camino, sino una medida del INM; yo no soy quien modifica las leyes, simplemente las cumplo", justificó.