méxico | 15 de Marzo de 2019

El presunto autor, Brenton Tarrant, un australiano de 28 años, fue detenido y acusado de asesinatos. Foto captura de pantalla

Por

Por 

Redacción

Christchurch, Nueva Zelanda, 15 de marzo.- Un hombre armado con una ametralladora semiautomática atacó este viernes dos mezquitas de Christchurch, en Nueva Zelanda, a la hora en que los fieles acuden para las oraciones musulmanas, dejando al menos 49 muertos y 48 heridos.

El asaltante, quien al parecer portaba una cámara en la cabeza, transmitió por Facebook Live las imágenes de sus ataques, donde se le ve pasar de víctima en víctima, disparando contra los heridos cuando intentaban huir de la mezquita de Al Noor. El video en el que el hombre masacra a los feligreses que asistían al templo para rezar, dura de 17 minutos.

El presunto autor, Brenton Tarrant, un australiano de 28 años, fue detenido y acusado de asesinatos.

La policía llevó a cabo allanamientos en una casa de la calle Sommerville, en el vecindario de Dunedin, área que fue cercada y en la que se presume que vivía  Tarrant, acusado del sangriento ataque.

Antes de pasar a la acción, el hombre, que se presentó como un blanco de clase obrera con pocos recursos, publicó en Twitter un manifiesto racista de 74 páginas titulado "El gran reemplazo", en alusión a una teoría originada en Francia y que va ganando terreno entre los círculos de la ultraderecha según la cual los "pueblos europeos" son "reemplazados" por poblaciones no europeas inmigrantes.

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, que habló de de uno de los "días más oscuros" de este país del Pacífico Sur, calificó el atentado de "terrorista" y subrayó que se trata del peor ataque contra musulmanes en un país occidental.

"Esta claro que esto solo se puede describir como un ataque terrorista (...) Por lo que sabemos parece que estaba bien planeado", dijo Ardern.

El atentando suscitó una cascada de condenas en todo el mundo, desde el papa Francisco hasta la reina Isabel II, pasando por el presidente estadounidense, Donald Trump, y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan.

Las cuentas en Twitter, Instagram y Facebook donde fue publicado el video, las fotos y el manifiesto fueron desactivadas.

Desde Sídney, el primer ministro australiano, Scott Morrison, describió al autor como un "terrorista extremista de derecha, violento".

Las dos mezquitas atacadas a primera hora de la tarde  fueron la de de Masjid al Noor, en el centro de Christchurch, donde murieron 41 personas, según la policía, y la de Linwood, en las afueras, donde siete personas perdieron la vida. Otra víctima, de la que no está claro en que mezquita estaba, sucumbió a sus heridas en el hospital. Entre las víctimas mortales figuran mujeres y niños.

Unos 50 heridos por bala estaban hospitalizados. Según la primera ministra, una veintena estaban graves.

Las empresas de internet, Facebook y Google dijeron que están borrando el video filmado por el autor de la matanza en las mezquitas de Nueva Zelanda y que fue difundido ampliamente por las redes sociales horas después del horrendo ataque.

Facebook afirmó que eliminó una transmisión en vivo de las matanzas, así como las cuentas del agresor en esta red social e Instagram, tras recibir un aviso de la policía. Los muertos en las dos mezquitas sumaban al menos 49.

El agresor transmitió 17 minutos del ataque, según informes. Google, dueña de Twitter y YouTube, dijo que estaba eliminando los videos de esos sitios.