méxico | 15 de Marzo de 2019

Militares custodian el lugar donde explotó una toma clandestina en Tlahuelilpan, Hidalgo, en enero pasado. Foto Víctor Camacho

Por

Por 

Alma E. Muñoz | La Jornada
Ciudad de México, 15 de marzo.- Tras el enfrentamiento entre presuntos huachicoleroscon soldados que realizaban acciones de combate al robo de combustible en Ulapa, municipio de Tetepango, Hidalgo, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseveró que las Fuerzas Armadas enfrentan agresiones y “hay momentos difíciles, complejos”, porque “todavía hay mucha resistencia” a su participación.

Dijo que ha recibido reportes de que en Hidalgo, pese a la tragedia en Tlahuelilpan -que al menos cobró la vida de 135 personas- “tenemos muchos incidentes”, porque ahí “se dejó más tiempo que se permitieran estas prácticas”.

En su conferencia prensa matutina señaló que pese a la vigilancia del autoridades federales y estatales en la zona de ductos de Pemex, en aquel estado persiste el robo de combustible, por lo que refrendó su llamado a los pobladores para que “le den la espalda a esta actividad”.

Les pidió que “no protejan” a los huachicoleros, “es peligroso” perforar ductos, colocar válvulas o abrir y ordeñar tomas clandestinas. “Si es por necesidad que cuenten con nosotros para que se les apoye en todo lo que requieran, habrá trabajo y bienestar”, enfatizó.

Expresó que no hay que dejar solos a los que se dedican al robo de combustible y otras actividades ilícitas, al recordarles que ya es considerado un delito grave. Los exhortó a que “vayan pensando en reincorporarse a la vida pública y a actividades lícitas”. Les sugirió que “abandonen las filas de la delincuencia” y que piensen en sus familiares y en sus hijos ante el riesgo de ir a la cárcel.

“La libertad no tiene precio, es más valiosa que la felicidad efímera que pude significar usar ropa de marca o carros lujosos. Lo barato se compra con el dinero, la honestidad no tiene precio”, consideró el primer mandatario al hacer un llamado a que pare la confrontación y que no se agreda a las fuerzas de seguridad.