méxico | 15 de Marzo de 2019

La mujer originaria de El Salvador contactó vía redes sociales a uno de los que serían sus secuestradores para solicitarle sus servicios de “pollero”. Foto Alfredo Domínguez /Archivo

Por

Por 

Cristina Gómez Lima | La Jornada
Nogales, 15 de marzo.- Una mujer migrante originaria de El Salvador fue estafada, secuestrada, torturada y abusada sexualmente por un grupo de cinco hombres que contactó a través de redes sociales para solicitarles su servicio como “polleros” a fin de cruzarla ilegalmente por la frontera de Sonora a los Estados Unidos.

La Fiscalía General de Justicia en Sonora anunció la detención de cinco hombres por secuestro agravado por tortura, abuso sexual, robo agravado, lesiones de más de 15 días en sanar y asociación delictuosa en perjuicio de una migrante en el municipio fronterizo de Nogales, Sonora.

Los imputados fueron identificados como Marco Antonio alias “El Chapo” quien era líder de la banda; Fausto de apodo “El Flaco”, Irving y Walter; los cuatro originarios de Sinaloa además de Federico oriundo de Hermosillo, Sonora.

El pasado mes de febrero, luego de que la mujer originaria de El Salvador, a quien le fue protegida su identidad, contactó vía redes sociales a uno de los que serían sus secuestradores para solicitarle sus servicios de “pollero” y lograr cruzar de manera ilegal a Estados Unidos.

Al llegar a la frontera de Sonora, específicamente al municipio de Nogales fue raptada por otro de los sujetos, para después privarla de su libertad en un domicilio de la colonia Las Bellotas, donde permaneció un día en cautiverio y donde fue despojada de cuatro mil dólares.

Así mismo, la Fiscalía de Sonora, señaló que según sus investigaciones la banda de secuestradores realizó llamadas a familiares de la víctima que se encuentran radicando en Estados Unidos, y fue a ellos a quienes les exigieron el pago de otra cantidad de dinero para dejar en libertad a la mujer salvadoreña.

Según el informe de la Fiscalía General, los cinco secuestradores están en prisión preventiva, vinculados a proceso y podrían alcanzar sentencias que va de los 54 a los 128 años de prisión.