méxico | 15 de Marzo de 2019

Daniel Chiquiar Cikurel, director general de Investigación Económica del Banco de México. Foto Roberto García

Por

Por 

Israel Rodríguez | La Jornada
Ciudad de México, 15 de marzo.- En el cuarto trimestre de 2018, el último de la pasada administración, la actividad económica en México mostró una importante desaceleración, la cual podría prolongarse hasta 2019, asegura el Reporte sobre las economías regionales octubre-diciembre del año pasado, elaborado por el Banco de México (BdeM).

En conferencia de prensa Daniel Chiquiar Cikurel, director general de Investigación Económica del Banco Central, explicó que lo anterior fue derivado de la la desaceleración de la economía global, una mayor debilidad en el consumo y algunos factores de carácter transitorio.

Reconoció que la cancelación de las construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México sí tuvo un efecto en la actividad productiva de la industria de la construcción en la región centro del país.

Aunque no precisó la magnitud del impacto, dijo que este efecto se irá disipando en 2019 y será compensado con la construcción de otras obras de infraestructura en el país.

Señaló que para aumentar el bienestar de la población, ademas de seguir fortaleciendo el marco macroeconómico, deben corregirse los problemas estructurales e institucionales, tanto a nivel nacional y local, que han impedido alcanzar una mayor productividad y que desincentivan la inversión.

Se debe, dijo, revisar el diseño institucional de incentivos, de modo que se privilegie la creación de valor, se impulse la adopción de tecnologías de punta, se mantenga la apertura comercial y de flujos de inversión y se fomente la competencia económica.

Además, es necesario que se adopten políticas de combate a la inseguridad, corrupción e impunidad, y que garanticen la certeza jurídica y el respeto a la propiedad privada en todas las regiones del país.

Otros eventos que incidieron en la actividad económica regional, agregó, fueron los diversos emplazamientos a huelga y demandas de incrementos salariales en el país, destacando aquellos ocurridos en Matamoros, Tamaulipas, en parte como consecuencia de que los contratos colectivos de diversas empresas se encontraban indexados al salario mínimo, que se duplicó en la franja fronteriza del norte.

-Bloqueos y huachicoleo-

Acompañado de Alejandrina Salcedo , directora de análisis sobre precios, economía regional e información, y de Aldo Heffner, director de medición económica, Daniel Chiquiar, afirmó que también afectaron a la actividad económica regional los bloqueos a las vías férreas en Michoacán de un grupo de maestros, lo cual afectó el traslado de mercancías e insumos.

Adicionalmente, se registraron problemas en la distribución de combustibles, principalmente en las entidades de las regiones centrales, debido al cierre estratégico de ductos para combatir el huachicoleo.

Chiquiar Cikurel precisó que la evidencia indica que el impacto de los problemas de distribución de combustibles sobre la inflación general fue reducido, pero aclaró que los directivos empresariales entrevistados señalaron que estos problemas sí afectaron a la actividad industrial en ciertas entidades del norte y centro del país.

Entre los principales factores para el crecimiento que los empresarios consultados mencionaron, destacan el aumento de precios de insumos y materias primas; los problemas de inseguridad pública; la incertidumbre sobre la situación económica interna y la incertidumbre política doméstica.

Por grandes rubros se observa que la gobernanza es el factor más importante, reflejo de la preocupación por la inseguridad y la corrupción, seguido de la inflación y la política monetaria, dominado por el rubro de precios de los insumos y materias primas y, en tercer lugar, las condiciones económicas internas, principalmente por la incertidumbre.