mundo | 15 de Febrero de 2019

Javier de Lucas (de forma virtual), el ministro José Ramón Cossío y Gabriela Rodríguez participaron en el seminario “El estatutos legal de los migrantes en tránsito por Europa y México”, durante el cual se dijo que desde 2014, se considera a México país de destino, pues la Acnur registró que hay un aumento sustancial en el número de solicitudes de visas humanitarias y de refugio. Foto @elcolmex

Por

Por 

Laura Poy Solano / La Jornada
Ciudad de México, 15 de febrero. Especialistas en migración de México y España alertaron sobre los riesgos de la criminalización y estigmatización de los migrantes, pero también de los vacíos legales que se enfrentan para garantizar su tránsito o permanencia en un país distinto al de su nacimiento con pleno ejercicio de sus derechos humanos.

En el Seminario "El estatuto legal de los migrantes en tránsito por Europa y México", convocado por El Colegio de México (Colmex), Javier de Lucas, investigador de la Universidad de Valencia, detalló los mecanismos legales que se emplean en la Unión Europea para abordar la migración, principalmente indocumentada, lo que incluye mecanismos de retorno "no a sus países de origen, sino a un tercer Estado, con el que se tiene un acuerdo bilateral, y en el que se presupone pasó el migrante".

Agregó que existe una "narrativa tóxica" e insuficiente sobre el estado de derecho y la garantía de los derechos humanos para las personas que migran, pues señaló que en la Unión Europea se promueve una rápida expulsión de las personas que ingresan a los países sin contar con la documentación necesaria, sin considerar su condición de migrante o refugiado.

Al respecto, Gabriela Rodríguez, investigadora del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), destacó que de acuerdo con estimaciones del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), 400 mil personas cruzan la frontera sur de nuestro país rumbo a Estados Unidos.

Sin embargo, indicó que no sólo somos país de tránsito para cientos de miles de migrantes, principalmente centroamericanos, que cada año intentan llegar a territorio estadunidense. Desde 2014, agregó, también se considera a México país de destino, pues la Acnur señaló que hay un aumento sustancial en el número de solicitudes de visas humanitarias y de refugio.

Explicó que tan sólo en 2018, el número de migrantes que solicitaron visas humanitarias o de refugio se elevó a 26 mil 566 peticiones, es decir, 82 por ciento más que en 2017. La especialista agregó que para este año se prevé que la cifra pueda alcanzar las 48 mil solicitudes, principalmente ante la política migratoria empleada por Estados Unidos, ya que “busca retornar a México a los migrantes que solicitan asilo en aquel país”.

Por ello, los especialistas destacaron la importancia de contar con marcos jurídicos sólidos que permitan la protección y el respeto a los derechos humanos de los migrantes, ya que como ocurre en las caravanas de centroamericanos que buscan llegar a Estados Unidos, se ha detectado que más de la mitad de los migrantes son niños y mujeres que huyen de la inseguridad y la violencia que genera el crimen organizado en sus países de origen.