Baja California | 14 de Noviembre de 2017

Las obras de la Ruta Troncal ocurrieron durante 2016, en la administración de Jorge Astiazarán siendo "inaugurada" en noviembre de 2016; a la fecha, las estaciones no han sido terminadas. Foto Fabiola Arámburo

Por

Por 

Héctor Castro

Ciudad de México, 14 de noviembre.- La Auditoria Superior de la Federación (ASF) emitió 13 observaciones por 29 millones 500 mil 200 pesos al municipio de Tijuana por anomalías en la construcción del Bus Rapid Transit (BRT) y el Puente Vehicular Centro Histórico-Puerta México, es decir la Ruta Troncal, luego de auditar los recursos federales canalizados a esta obra.

Según la segunda etapa del Informe de Resultados de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2016 de la ASF, el ayuntamiento de Tijuana hizo pagos por 13 millones 982 mil pesos sin que se hayan incluido en las estimaciones, las pruebas de índice de perfil, de resistencia a la fricción y de verificación de espesores en la construcción de pavimento con concreto hidráulico premezclado.

Es decir,  no se verificó que se haya cumplido con las “especificaciones particulares emitidas por el Instituto Metropolitano de Planeación de Tijuana”, de acuerdo al órgano fiscalizador del Congreso de la Unión, por lo que el municipio debe solventar el uso de dichos recursos, o deberá devolverlos a la Federación.

Vale recordar que con una inversión tripartita de 2 mil millones de pesos, el Ayuntamiento de Tijuana anunció la construcción del Sistema de Transporte Articulado de esta ciudad, donde el Gobierno Federal aportaría 480 millones de pesos a fondo perdido; el municipio 760 millones de pesos; y la iniciativa privada, el capital restante.

El proyecto incluye 1 corredor de 2 rutas troncales y 23 alimentadoras, 34 estaciones centrales, 2 terminales y 3 talleres, y el  sistema de transporte articulado se suma al proyecto de modernización Puerta México, con el cual se busca agilizar el tránsito en la garita internacional Tijuana-San Ysidro, y su fecha de conclusión se previó para marzo de 2016.

La ASF decidió, con base al Programa Anual de Auditorías para la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2016, auditar un monto de 354 millones 842 mil pesos, para lo cual se revisaron siete contratos de obras públicas y cinco de servicios relacionados con las obras públicas.

Además de reclamar los 13 millones 982 mil pesos ya mencionados, la ASF detalló que el ayuntamiento pagó 9 millones 669 mil pesos por la colocación deficiente de las soldaduras en los barandales y ménsulas y en las placas que unen los postes.

La ASF también acusó al municipio de Tijuana de poner en operación las estaciones del BRT “sin que la contratista le comunicara la terminación de los trabajos”, además de que la Dirección de Obras e Infraestructura Urbana la Dirección de Obras e Infraestructura Urbana Municipal no formalizó con la contratista la entrega recepción de los mismos.

De igual manera detectó que “las instalaciones carecen de señalización, limpieza y vigilancia”, lo que ha originado “daños severos, tales como vidrios y plafones rotos, sustracción de balastos, tuberías, cables, lámparas, etc.; y acumulación y depósito de basura provocados por el vandalismo que impera en las zonas donde se encuentran ubicadas, lo que indica que no se están resguardando y cuidando los bienes obtenidos”.

Por ello, el órgano fiscalizador solicitó al municipio de Tijuana presentar “la documentación que compruebe la correcta ejecución de las acciones realizadas para reparar los daños ocasionados a los trabajos realizados y pagados con cargo al contrato de obra pública a precios unitarios y tiempo determinado”

También se “comprobaron pagos por 2 millones 558 mil pesos por no aplicar correctamente el sanblasteado”, así como pagos por 661 mil pesos “debido a que en los conceptos de concreto hidráulico reforzado, no se descontó el volumen que ocupa el acero de refuerzo, y “en los parapetos se aprecia el desprendimiento de pintura”.

La instancia del Poder Legislativo federal aseveró que también se comprobaron pagos por poco más de 2 millones 363 mil pesos en los contratos de supervisión por no realizar los trabajos conforme a los términos de referencia de su contrato.

En una de sus recomendación al municipio tijuanense, la ASF le demandó que “en lo sucesivo, la Dirección de Obras de Infraestructura Urbana Municipal se asegure de que las empresas contratistas le notifiquen oficialmente la terminación de los trabajos, realicen la recepción de las obras, formalicen los finiquitos, reguarden las obras y las entreguen a las áreas operativas en los plazos establecidos en la normativa vigente”.

Por todo esto la ASF emitió 14 observaciones, de las cuales una fue solventada por el ayuntamiento antes de la integración de este informe.  Las 13 observaciones resultantes generaron 5 Recomendaciones, 12 Solicitudes de Aclaración y 3 Promociones de Responsabilidad Administrativa Sancionatoria.

La ASF determinó en su dictamen, emitió el pasado 13 de octubre, que existen recuperaciones probables por poco más de 29 millones 500 mil pesos, y 200 mil pesos más por aclarar. 

Sondeo

¿Quién es responsable del incremento de homicidios en Tijuana y el estado?