Baja California | 14 de Noviembre de 2017

El gobierno de "Estados Unidos se equivocó", argumenta Santillán, quien tenía 10 cargos por lavado de dinero que fueron disueltos cuando se declaró culpable de otro delito menor, por el que en agosto pasado un juez le dictó tres años de libertad condicional, 20 horas de servicio comunitario y multa de 650 dólares Foto Alberto Elenes

Por

Por 

Alberto Elenes

Tijuana, 14 de noviembre.- El regidor con licencia del XXII Ayuntamiento de Tijuana, Luis Torres Santillán -quien se encuentra en libertad condicional por tres años luego de declararse culpable ante autoridades estadunidenses por un delito menor, que disuelve cargos de lavado de dinero por los que lo detuvieron en diciembre de 2016- anunció que contempla regresar en el primer trimestre del 2018 a su cargo.

Torres Santillán precisó que solo será cuestión de ponerse al corriente de los temas, pero no espera un retorno difícil al puesto por el cual fue elegido como parte de la fórmula que encabeza el alcalde Juan Manuel Gastélum Buenrostro y el cual, desde su ausencia, ha ocupado su suplente, José Vicente Jiménez Oceguera

Reconoció tener algunas comunicaciones con los regidores actuales, principalmente con su compañero que lo ha suplido en el cargo a raíz de su detención por la acusación de lavado de dinero.

“No me he metido a meter mi cuchara. Ahora sí que Vicente (Jiménez) lleva la batuta y es nada más el apoyo que le puedo dar a Vicente. No lo estoy asesorando como tal, pero platicamos de vez en cuando en temas que pueda apoyar en algo”, respondió a La Jornada Baja California.

Torres Santillán dijo desconocer cómo puedan tomar los regidores su regreso al Cabildo de Tijuana y consideró que no tendrá ningún problema con su retorno pues se siente seguro de tener las puertas abiertas.

“Aparte, jurídicamente soy regidor por tres años, constitucionalmente, entonces yo puedo regresar en el momento en que yo decida”, dijo y precisó que su puesto de regidor es irrenunciable.

En cuanto a la reacción que pudiera provocar entre la ciudadanía este regreso respondió que “en este caso Estados Unidos se equivocó, como lo marcaron, como salió el proceso, yo no hice nada malo. Entonces al final de al cabo no eres monedita de oro, lo único que yo puedo decir es que trabajo mata grilla”.

Aseguró que su proceso quedó “terminado” y únicamente tiene pendiente por cumplir 20 horas de servicio comunitario que realizará en la fundación “Creo En” y para enero será en el Club Rotario de Estados Unidos, en el Club de Niños y Niñas en Tijuana, así como el Club Rotario de Tijuana.

Rechazó que el gobierno de Estados Unidos le hubiera condicionado alguna actividad ya fuera empresarial o personal, ya que también es ciudadano estadunidense, “tengo mis créditos sin problemas”.

Reconoció que su culpabilidad sobre esta acusación que le hizo el gobierno estadunidense fue “no haber denunciado el que mi proveedor de servicios no tuviera una licencia, esa fue mi culpa, una licencia que en el estado de California vale 20 o 25 dólares, pero es más malo no denunciar que el denunciar, yo cometí ese error”, respondió a La Jornada Baja California.

Torres Santillán fue detenido el 16 de diciembre de 2016, al acudir al llamado del gobierno de Estados Unidos con el argumento de renovar su tarjeta Sentri; una investigación de la Agencia Federal Antidrogas (DEA, por sus siglas en inglés) lo señalaba de pertenecer a una red de lavado de dinero proveniente del crimen organizado en la que se involucraba a otros 11 empresarios tijuanenses.

Al regidor -quien también tiene ciudadanía estadunidense-, específicamene se le acusaba de hacer 18 depósitos por un total 675 mil dólares que presuntamente lavó la organización en dos años. Pero el 5 de enero de 2017 fue liberado tras el pago de una fianza de 300 mil dólares, que originalmente era de 5 millones de dólares. 

Finalmente, en la audiencia de agosto pasado, en un movimiento legal inesperado, Torres se declaró culpable de un delito menor, con lo que se deslindaba de los 10 cargos por lavado de dinero. 

Por contratar servicios financieros de una casa de cambio que no tenía permiso para operar en California, a Torres Santillán se le dictaron tres años de libertad condicional, 20 horas de servicio comunitario y el pago de una multa de $650.

Sondeo

¿Quién es responsable del incremento de homicidios en Tijuana y el estado?