méxico | 14 de Noviembre de 2017

En el evento que se realizó en el Palacio de Minería el presidente mexicano mencionó que con 80 mil casos al año ese mal ocupa la tercera causa de muerte en el país, con el 12 por ciento. Foto María Luisa Severiano / La Jornada

Por

Por 

Rosa Elvira Vargas y Ángeles Cruz, La Jornada

Ciudad de México, 14 de noviembre.- La incidencia de cáncer refleja la desigualdad económica que afecta al mundo, admitió el presidente Enrique Peña Nieto.

Puso como evidencia de lo anterior el que cerca del 70 por ciento de los casos de cáncer se producen en países de ingresos medios y bajos donde pocos pacientes tienen acceso a algún tratamiento.

Al hablar en la apertura de la Cumbre Mundial de Líderes contra el cáncer 2017 y ante el presidente de Uruguay Tabaré Vázquez; la reina Letizia de España; la presidenta de la Unión Internacional contra el cáncer, Sanchia Aranda; el secretario de Salud, José Narro, y su esposa Angélica Rivera, además de especialistas e investigadores sobre el tema, el mandatario confió en que tarde o temprano la ciencia triunfará sobre esta enfermedad.

Habló de las políticas mexicanas para atacar la prevalencia de este mal con una incidencia de 80 mil casos al año y es la tercera causa de muerte en el país, con el 12 por ciento.

Además mencionó la incidencia económica en el mundo y donde según datos de la Organización Mundial de la Salud anualmente el cáncer tiene un costo de 1.2 billones de dólares.

Peña Nieto mencionó que atender, prevenir y controlar esta enfermedad representa una prioridad en el sistema de salud y que el Seguro Popular ha dado tratamiento, desde su creación, a 129 mil casos.

La salud, subrayó entonces, es un derecho humano fundamental y garantizar el acceso universal a sus servicios es uno de los deberes de todo Estado.

Sondeo

¿Quién es responsable del incremento de homicidios en Tijuana y el estado?