Baja California | 14 de Noviembre de 2015

La cancelación del contrato se debió a que violaba disposiciones municipales, afirmó el síndico. Foto Cortesía

Por

Por 

Jorge Heras

Mexicali, 14 de noviembre.- El gobierno municipal retiró de diferentes cruceros y camellones 35 espectaculares publicitarios de la empresa Hego Imagen que obtuvo en la administración pasada una concesión por 20 años para instalar anuncios en 75 espacios públicos.

Derivado de un acuerdo de cabildo, la Dirección de Administración Urbana quitó la infraestructura en forma de paleta donde se colocaba la publicidad de eventos, comercios y empresas.

El síndico procurador presentó un punto de acuerdo que señala que en el convenio suscrito dos días antes de concluir la gestión del alcalde priísta Francisco Pérez Tejada Padilla se violaron disposiciones legales y reglamentarias en la supuesta búsqueda de aprovechar la infraestructura y equipamiento urbano en desuso o en estado inapropiado para fines públicos y eliminar la contaminación visual derivada de la colocación irregular de publicidad.

De ahí que el Ayuntamiento obliga a recuperar los espacios y dejar sin efecto dicho contrato por una serie de actos ilegales e irregulares en el proyecto de modernización de la imagen urbana. De lo contrario podría incurrir en violaciones a la Ley de Responsabilidades Administrativas de Servidores Públicos de Baja California.

También argumentó que se trataba de un contrato ventajoso para la empresa propiedad del cuñado de Pérez Tejada Padila, pues por el uso de los espacios públicos el gobierno municipal sólo recibiría 60 mil pesos anuales en especie mientras que Hego Imagen generaría más de 2 millones de pesos de utilidades en el mismo lapso.

Paralelo a la rescisión del contrato, el 11 de abril del 2014, el Ayuntamiento presentó una denuncia penal en la Unidad de Orientación y Atención Temprana de la Procuraduría de Justicia del Estado, con el Número Único de Caso 002002-2014/1433, por la suscripción de este convenio por las repercusiones financieras y administrativas del gobierno municipal.

Sin embargo el tema podría enfrentar otro proceso jurídico ya que un juez federal le concedió un amparo a la empresa mexicalense para evitar que le cancelaran el contrato, por lo que podría pelear el caso en otras instancias legales.