méxico | 14 de Septiembre de 2018

Desgraciadamente, añadió, no se puede crear una institución de la noche a la mañana: "Ya se tiene una, como se tiene también la Secretaría de Marina, que fue creada en 1940", insistió. Foto La Jornada

Por

Por 

Alma E. Muñoz y Enrique Méndez / La Jornada
Ciudad de México, 14 de septiembre.- El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, anunció anoche que se apoyará en el Ejército y la Marina para "que nos auxilien a enfrentar el problema de la inseguridad y de la violencia" y en una reunión con industriales aseguró que nunca, desde 1913, los militares han cometido un golpe de Estado o una insubordinación al gobierno civil y legalmente constituido.

En la cena de gala con motivo del centenario de la Confederación Nacional de Cámaras Industriales (Concamin), López Obrador definió que el Ejército "es toda una institución" y lamentó que "se ha querido hacer a un lado al Estado de las tareas de seguridad interior y se ha apostado a crear una policía para atender las demandas de seguridad".

Desgraciadamente, añadió, no se puede crear una institución de la noche a la mañana: "Ya se tiene una, como se tiene también la Secretaría de Marina, que fue creada en 1940", insistió.

López Obrador aprovechó el contexto histórico en que se constituyeron la Concamin y el Instituto Politécnico Nacional –reconocido por medio de su director, Mario Alberto Rodríguez Casas, con el premio al mérito Concamin Cien Años– para resaltar que México cuenta con una institución que "jugará un papel importantísimo para enfrentar el grave problema de inseguridad y de violencia: me refiero al Ejército mexicano".

En el contexto de la nueva relación de confianza con los empresarios, relató: "El nuevo Ejército surgió en 1913 para enfrentar la dictadura, el golpe de Estado de (Victoriano) Huerta en contra del apóstol de la democracia, Francisco I. Madero, y el único gobernador que se opuso al asesinato de Madero fue Venustiano Carranza, que le dio espacio, condiciones a quienes fundaron en 1918 la Concamin".

Agregó que el Ejército es una institución extraordinaria, "surgida de un movimiento revolucionario, del pueblo, muy distinto a otros ejércitos de otros países. El Ejército mexicano, desde finales de los años 30, desde la rebelión del general (Saturnino) Cedillo no ha vuelto a tener ninguna confrontación interna. Es muy importante tener instituciones".

Asimismo, el presidente electo afirmó que no cerrará la economía, porque no es el mecanismo para hacer crecer al país, "pero como todos los gobiernos del mundo, debemos proteger nuestra industria, nuestras empresas y van a contar siempre con el apoyo de nuestro gobierno".

Entre los asistentes estuvieron Claudio X. González y el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, y su esposa, Ivette Morán.