méxico | 14 de Agosto de 2019

El presidente Andrés Manuel López anunció una modificación a los impuestos a bebidas azucaradas y alcohólicas. Foto José Antonio López / archivo La Jornada

Por

Por 

Néstor Jiménez y Enrique Méndez / La Jornada
Ciudad de México, 14 de agosto. En medio de la conformación del paquete económico que propondrá el gobierno federal al Congreso de la Unión, sobre el cual en San Lázaro se planteó una modificación a los impuestos a bebidas azucaradas y alcohólicas, el presidente Andrés Manuel López Obrador ratificó que no habrá ningún aumento de impuestos, ni nuevos impuestos, para el próximo año, pero anunció una campaña contra la comida chatarra.
 
Al ser cuestionado en su conferencia de prensa sobre la propuesta que analiza la bancada de Morena para actualizar el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) a dichas bebidas para destinar los recursos a salud, el mandatario señaló: “Estamos elaborando el proyecto de ley de ingresos y presupuesto para el próximo año. Informo a los mexicanos que vamos a seguir cumpliendo con el compromiso de no aumentar impuestos ni crear impuestos nuevos. Esto se está contemplando en el proyecto, creo que es una buena noticia, vamos por el segundo año”.
 
Recalcó que tampoco habrá aumentos en gasolinas, diésel, gas y energía eléctrica, en términos reales. Además, en el presente año y el que sigue no aumentará la deuda pública.
 
“Por eso no vamos a aumentar impuestos en ningún caso, para decirlo con más claridad, se van a actualizar de acuerdo a la inflación, pero no habrá aumentos”.
 
En cambio, dijo que el gobierno federal lanzará una campaña “amplia e intensa” de educación para la salud, enfocada a la nutrición.
 
“Vamos a utilizar todos los tiempos en radio y televisión para orientar a la población y fomentar la buena alimentación, que no es sinónimo de abundancia, sino de comer bien, alimentos nutritivos. Que no significa tampoco alimentos caros”.
 
Sostuvo que hay alimentos que se producen en el país que deben ser revalorados, como el maíz y el frijol. Hay variedades criollas de maíz “que vamos a preservar porque no aceptamos los transgénicos”, mientras que el frijol es “proteína de primera”.
 
Con mensajes publicitarios buscarán que no se consuma productos chatarra con una campaña “como nunca, es decir, va a ser intensa, para que no de estatus o fama el tomar un refresco embotellado como sucede en algunas regiones del país donde tomar un refresco es equivalente a ser importante, cuando se tienen bebidas naturales, jugos de fruta, México es de los países con más producción de fruta en el mundo”.  
 
Subrayó que el consumo de comida chatarra ocasiona serios problemas que no se van a solucionar sólo con medicina preventiva.
 
A la par, anunció que su administración promoverá el deporte y mantendrán una campaña de orientación a los jóvenes para que no caigan en el consumo de drogas que “será de moda, la otra realidad, no la de las series donde aparecen guapos, con autos y alhajas que tiene que ver con el lujo barato, sino la otra realidad, el sufrimiento”.
 
Es una realidad que “por muy cruel que sea, la tenemos que mostrar”, además de ofrecer alternativas a los jóvenes.
 
Sostuvo que hay alimentos que se producen en el país que deben ser revalorados, como el maíz y el frijol. Hay variedades criollas de maíz “que vamos a preservar porque no aceptamos los transgénicos”.

Sondeo

¿Estás de acuerdo en que suspendan operaciones del SITT?