méxico | 14 de Agosto de 2019

El presidente afirmó que le tiene confianza al secretario de Hacienda, y consideró “un asunto no grave” que se reuniera con el ex titular de esa misma dependencia, José Antonio Meade. Foto José Antonio López / La Jornada

Por

Por 

Néstor Jiménez y Enrique Méndez / La Jornada
Ciudad de México, 14 de agosto. La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la secretaría de Hacienda no cuenta con información que apunte a una posible responsabilidad del ex presidente Enrique Peña Nieto en el caso del desvió de recursos millonarios por el que se le acusa a la ex secretaria de Sedatu y Sedesol, Rosario Robles, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador.
 
Tras señalar que no es conveniente ofrecer una opinión personal sobre la detención y el proceso contra Robles, y recalcar que su detención no es para hacer festín ni linchamientos, llamó a los funcionarios públicos a resistir las tentaciones y “que lo piensen bien”, porque la corrupción es una mancha que no se borra.
 
Durante su conferencia de prensa de este miércoles, el mandatario fue cuestionado sobre la posible responsabilidad del ex presidente Enrique Peña Nieto. Dijo que será el juez quien decida si llama a otras personas, pero aclaró: “Por parte de inteligencia financiera, no hay información”.
 
Asimismo dijo que no existe otra indagatoria sobre Rosario Robles. El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto, “no me ha presentado ninguna otra información sobre este asunto”, agregó.
 
Sobre el caso de la ex funcionaria, sostuvo que no hay ninguna consigna para perjudicar a nadie, pero no será “tapadera, es el justo medio”.
 
Agregó que “es muy lamentable todo esto, no es para festinar, no es para hacer campañas de linchamiento porque también hay mucha hipocresía. Ahora que cae alguien en desgracia, los mismos que le aplaudían se ensañan, no hay que hacer leña del árbol caído, ver las cosas como son”.
 
Dijo que el tema debe llevar a la reflexión acerca de los principios e ideales para “no caer en la tentación de la búsqueda del poder por el poder, o del dinero. Se deben de resistir todas las tentaciones del poder, no malearse con el poder”.
 
Dijo que se puede resistir cuando se está “anclado” con valores, a pesar de que hay quienes, “por tradición politiquera”, piensan que llegar a un cargo público es la oportunidad para enriquecerse.
 
“Actúan como acomplejados, inmediatamente mansiones, carros, achichincles. Antes se sentaban atrás en el carro, con el chofer adelante. Una forma de hacer política nefasta, por eso hay que estigmatizar la corrupción, no considerar que eso es válido y que es de gente audaz, que son muy vivos”.
 
Luego de insistir que lo que más ha dañado al país es la corrupción, mandó un mensaje a los funcionarios públicos.
 
“Eso es lo único que se puede decir: que le piensen, porque, imagínense la vergüenza para un corrupto y puede ser que con argucias evadan la acción de la justicia, pero cada vez es mayor la condena social. Puede ser que no sean juzgados porque legalmente no haya pruebas, se le acusa de ratero no de tonto, pero en las calles, o donde estudian sus hijos – que es lo más lamentable porque qué culpa tienen sus hijos – la mancha ya no se va a quitar ni con toda el agua de los océanos”.
 
Confío en Herrera
 
Por otra parte, el presidente López Obrador afirmó que le tiene confianza al secretario de Hacienda, Arturo Herrera, y consideró “un asunto no grave” que el funcionario se reuniera con el ex candidato presidencial del PRI y ex titular de esa misma dependencia, José Antonio Meade.
 
Ayer, Herrera desayunó con Meade, quien horas antes había sido señalado por la defensa de Rosario Robles de conocer el presunto desvío de fondos de la Secretaría de Desarrollo Social y que el juez que lleva el caso de la ex funcionaria sugirió que también se le indague.
 
López Obrador dijo que se enteró de la reunión, en la que también estuvo José Antonio González Anaya, y que Herrera le envió una nota “explicándome que se había reunido en otras ocasiones con ex secretarios y ex subsecretarios”. El mandatario dijo que este tipo de reuniones se dan incluso para realizar “consultas” con ex funcionarios.
 
-¿Usted se reuniría con ex presidentes?-, se le preguntó.
 
-Es distinto. Sólo que fuera necesario y bueno para la nación y para la unidad nacional. No estamos, afortunadamente, en esa situación.
 
Argumentó que así como Herrera, Meade y González Anaya también “son economistas, técnicos” y señaló que este tipo de reuniones son “un asunto también de gremio”.

Sondeo

¿Estás de acuerdo en que suspendan operaciones del SITT?