mundo | 14 de Junio de 2019

El gobierno estadunidense informó que la menor iba con dos mujeres, también de origen hindú, que declararon haber cruzado la línea con la ayuda y guía de un grupo de guías. Foto Marco Peláez / archivo La Jornada

Por

Por 

Cristina Gómez Lima / La Jornada

Nogales, Son., 14 de junio.- Una niña migrante de 7 años falleció en territorio estadunidense, poco después cruzar de manera ilegal la frontera con México, mientras se adentraba en el país, y como consecuencia de las altas temperaturas, que superan los 45 centígrados en el desierto de Sonora.

A través de un comunicado de prensa, la Oficina de Aduana y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés) del sector de Tucson, responsabilizó a los grupos traficantes de indocumentados de poner en riesgo la vida de los migrantes —de los que transitan en familias y sobre todo de los menores— que podrían ser más vulnerables a las inclemencias del clima y las dificultades del desierto fronterizo.

Asimismo, la CBP informó que la pequeña fue identificada como ciudadana de India. Señaló que dos mujeres, también de origen hindú, declararon haber cruzado la línea con la ayuda y guía de un grupo de polleros, como se les llama comúnmente a los traficantes de indocumentados en la frontera.

“Nuestra simpatías están con esta niña y su familia; esta es una muerte sin sentido impulsada por cárteles que se benefician al poner vidas en riesgo”, declaró Roy Villareal, jefe de la Patrulla Fronteriza en Tucson.