deportes | 14 de Mayo de 2018

Oswaldo Alanís ya está con el Getafe. Rodolfo Pizarro y Alan Pulido fueron ofrecidos al Monterrey. Se rumora además la salida de Orbelín Pineda, Isaac Brizuela y Rodolfo Cota. Foto tomada del Facebook del club

Por

Por 

Marlene Santos Alejo
Como si escucharan el disparo de salida, el grueso de los directivos corre en tropel a la hamaca ¡dos años sin descenso! En realidad, a pocos aficionados les importa que los dueños dejen a la deriva a sus equipos y que el nivel de la Liga Mx se caiga al suelo, pero Chivas lo tiene prohibido. Si Jorge Vergara no puede con el paquete, que se vaya. Que venda al popular plantel tapatío. Alto al saqueo.

En las narices de una pasmada afición, Vergara comete autodesvalijamiento. De puntitas, calladito, sin hacer declaraciones –con el silencio de los culpables– está deshaciéndose de las principales figuras. Oswaldo Alanís ya está con el Getafe. Rodolfo Pizarro y Alan Pulido fueron ofrecidos al Monterrey. Se rumora además la salida de Orbelín Pineda, Isaac Brizuela y Rodolfo Cota.

A nadie extrañará que el pastor Matías Almeyda sea también moneda de cambio. Además, lanza buscapiés para confundir; dizque va a traer al Chicharito Hernández para jugar el Mundial de Clubes. El Chicharito, aunque no juega tanto como quisiera, está a gusto en Europa y tiene grandes ofertas de la liga estadunidense. Salvo que tuviera un ataque de locura aceptaría volver al Rebaño un semestre.

En 2011 el dueño de Los Dodgers de Los Ángeles, Frank McCourt, entró en un desgastante proceso de divorcio. Su esposa Jamie también había sido directiva del equipo, e igual que Angélica Fuentes, era dueña de casi 50 por ciento. El entonces comisionado de la Major League Baseball (MLB), Bud Selig, no se anduvo con contemplaciones y lo forzó a vender la franquicia.

¿Qué espera la Federación Mexicana de Futbol para actuar, para demandar el proceso de venta?... Acá la cúpula que controla el balompié se hace concesiones, protege sus intereses, oculta su ineptitud. Desde los caídos en desgracia económica, como Vergara, hasta los que han gastado mucho dinero con magros resultados, caso de Tv Azteca y de Grupo Imagen, todos ellos pujaron por una comodina suspensión del descenso.

Forbes señaló en 2014 que Chivas era el equipo más valioso de la Liga Mx, por su nuevo estadio y el precio de su marca, explicó. Vergara, el vendedor de sueños y de productos milagro, hace unas semanas tramitó un multimillonario préstamo bancario y la garantía fue justo el estadio y la marca. Tiene deudas por doquier, desde luego, también con los jugadores.

Chivas es grande, sobre todo por el volumen de aficionados, un fenómeno que rebasa fronteras, y el público no quiere ver hecho añicos a su equipo. Bastante ha tolerado la bipolaridad del dueño, quien cantó que venía otro Campeonísimo, que verían todos los juegos por televisión abierta, pero acabó con el egoísta (y fallido) proyecto de ChivasTv.

A pesar de Vergara, Chivas ganó con tintes de heroísmo la Concachampions. Venció a un equipo inspirado y con verdadero poder económico que había humillado a la Liga Mx al dar cuenta del campeón Tigres y del América. El Toronto estuvo cerca de su objetivo, pero se cruzó en la final con un Rebaño que se olvidó de falsas promesas de premios y jugó con el corazón.

Antes era de rutina ganar la Concachampions, hoy la hazaña del Guadalajara podría ser el único logro de 2018 que conforte el alma futbolera de la afición, inclusive sobre el Tri, que se alista para el Mundial de Rusia y cuyas expectativas son francamente pobres. Luego entonces, Chivas no merece ir desvalijado al Mundial de Clubes.

Los Cafetaleros ganaron el derecho a ascender a primera división y rehúsan recibir 120 millones de devaluados pesos, anunciaron que acudirán a los tribunales deportivos para defender lo que ya conquistaron en las canchas. No los detiene la existencia de un reglamento que cada año es manoseado a conveniencia de unos cuantos.

Toluca acaricia su undécimo cetro. Fernando Uribe anotó tres goles y dio pase para el cuarto, Pablo Barrientos y Rubens Sambueza andan inspirados. Charlyn Corral es la goleadora de la Iberdrola, Kenti Robles, campeona con el Atlético de Madrid. Lobos quiere pagar los 120 millones y la Federación le pone barreras. Necaxa y Querétaro presentaron estrategas cuyo discurso marea, parecen audiolibros de motivación.

marlenexantosx@gmail.com