méxico | 14 de Marzo de 2019

60 por ciento tiene empleos informales y precarios. Foto José Carlo González

Por

Por 

Arturo Sánchez Jiménez / La Jornada
Ciudad de México, 14 de marzo.- De los 39 millones de jóvenes de 12 a 29 años que hay en México, 44.3 por ciento vive en situación de pobreza y 60 por ciento tiene empleos informales y precarios, por lo que "el bono demográfico que representaban para el país, se está convirtiendo en un pagaré difícil de cobrar", de acuerdo con José Antonio Pérez Islas, coordinador del Seminario de Investigación en Juventud de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En la inauguración del congreso Jóvenes en movimiento, realidades, acciones y proyecciones, Pérez Islas expuso que en México los jóvenes son 31 por ciento de la población total, pero 50.6 por ciento de ellos tiene un ingreso mensual inferior a la línea de bienestar, es decir, no les permiten adquirir una canasta alimentaria ni servicios básicos; 41.2 por ciento no tienen ninguna prestación laboral, y 64 por ciento carece de seguridad social.

Este sector de la población, prosiguió, es un abanico de realidades y reclama políticas específicas para su atención en las escuelas, las familias y los mercados de trabajo.

La directora de la Escuela Nacional de Trabajo Social, Leticia Cano, explicó que el congreso es la oportunidad de construir estrategias y directrices para nuevas políticas públicas, modelos de intervención multidisciplinarios que mejoren la cohesión social, su convivencia y la garantía de sus derechos humanos.

En el encuentro se abordarán temas de género, diversidad, inclusión, derechos humanos, desigualdad, pobreza, violencia e inseguridad. Y la voz principal será la de los jóvenes.